¿Qué condenado a muerte ha podido sobrevivir a la silla eléctrica?

  • Enciclopedia
  • 06-03-2021 | 12:03
  • Escribe: Macarena Moreno

Este método de ejecución ha tenido algún que otro impedimento que ha originado que la víctima siguiera con vida




A pesar de que la silla eléctrica produce una descarga que puede llegar hasta los 2.500 voltios, existen casos en los que el condenado ha conseguido sobrevivir a ellos. 

En concreto, uno de estos era Willie Francis, preso que con tan solo 17 años fue sentenciado a muerte. 



Uno de los testigos ha relatado que el condenado en el momento en el que se le estaba recibiendo las descargas eléctricas gritaba para que apagaran la máquina y le quitaran la capucha ya que tenía serios problemas para respirar. 

Este también ha confesado que uno de los ejecutores al ver cómo el joven lograba sobrevivir pidió que al operador que subiera la descarga, aunque ya se encontraba al máximo. 



Después de recibir este método de tortura, Willie terminó saliendo de la sala por su propio pie aunque declaró haber sentido ardor en la pierna izquierda y en la cabeza y que veía destellos azules, rosas y verdes en sus ojos.

Finalmente, en el mes de mayo de 1947 el condenado realizó una apelación en la Corte Suprema estadounidense aunque el juez terminó dictando en su contra y fue ejecutado



Además, el motivo por el que achacaron que la máquina no terminara con la vida de la víctima fue por una mala instalación

Otros casos en los que la silla eléctrica ha fallado

Pero este no es el único caso en el que la silla eléctrica tuvo un fallo, ya que algo similar sucedió con Horace Dunkins, quien fue condenado el 14 de julio de 1989 y estuvo 19 minutos agonizando hasta morir después de recibir varias descargas. 



En los casos en los que la persona solía sobrevivir a este método de ejecución implantaron algunas estrategias como repetir el procedimiento o prolongar el tiempo de descarga. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario