Putin sonroja a Sánchez por sus lujos mientras España no llega a final de mes

  • Política
  • 09-03-2022 | 21:03
  • Escribe: Guillermo Vives
Pedro Sánchez ha culpado a Putin por la inflación galopante desde el mes de octubre


Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, quiere buscar culpables a su deficiente gestión del país y ha aprovechado la guerra de Rusia y Ucrania para señalar a Vladimir Putin, presidente ruso, como el responsable de la inflación galopante desde el mes de octubre, varios meses antes de comenzar el conflicto armado.

Pedro Sánchez se ha descargado de toda responsabilidad sobre la evolución de la economía en los últimos meses al asegurar que es fruto de que "Putin llevaba unos meses preparando la guerra en Ucrania". Con estas palabras, el líder socialista ha señalado directamente al presidente de Rusia.



El 8-M saca a la luz lo que Juan Carlos Monedero hace con sus alumnas de la Complutense

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha querido echar un capote a Pedro Sánchez y ha insistido en la idea de que la situación económica de España es responsabilidad única y exclusiva de Vladimir Putin, presidente de Rusia, por iniciar una guerra contra Ucrania hace dos semanas.



"Es importante decir la verdad y no tratar de confundir. La inflación y los precios de la energía son única responsabilidad de Putin y su guerra ilegal en Ucrania (...) es evidente que esta guerra va a tener que sacar lo mejor de nosotros mismos", ha dicho la portavoz de EH Bildu sobre el conflicto armado.

Pedro Sánchez no se corta un pelo

Pedro Sánchez culpa a Putin de la situación económica en nuestro país pero él no se corta un pelo a la hora de darse 'caprichos' y recurrir al lujo tanto para sus vacaciones como en los viajes que hace a otras regiones del país o a otros países del mundo para cumplir con sus funciones.



En octubre de 2020, Pedro Sánchez viajó hasta Italia para reunirse con el Papa. Acompañado de su mujer Begoña Gómez, el líder socialista llegó hasta el país europeo en el Falcon. Ya en territorio Italiano, Pedro Sánchez disfrutó de una flota de diez coches y un Maserati Quattroporte, un lujoso vehículo para ir al Vaticano.

Para sus vacaciones, Pedro Sánchez tampoco escatima en medios ya que paga el contribuyente. Habitualmente, el presidente socialista se desplaza hasta La Mareta, residencia oficial de Patrimonio Nacional ubicada en la isla de Lanzarote. Fue una cesión del rey Hussein de Jordania a Juan Carlos I en 1989. Tiene piscina, jardines, helipuerto y canchas de deporte.



Cayetana Álvarez de Toledo le dio una lección de feminismo a Irene Montero este 8-M

También suele pasar unos días en el Palacio de las Marismillas, en el Coto de Doñana. Es una espectacular residencia de unos 10.000 metros cuadrados que diseñó el famoso pintor César Manrique. A Pedro Sánchez le apasiona el lujo y en sus vacaciones tampoco recorta ningún gasto.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario