Pura maldad: Rocío Carrasco desentierra el supuesto pasado secreto de Raquel Mosquera

  • Famosos
  • 05-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Laura Abad
Rociíto no tiene límites. Su prepotencia no le permite ver que, cuando acabe la docuserie, su protagonismo se acabará. ¿Por qué, quién es Rociíto?


Raquel Mosquera, la nueva víctima de Rocío Carrasco. En su afán de lavar su imagen va escarbando en su pasado. Necesita culpables que justifiquen la mala vida que ha llevado y lo mal que se ha portado con sus hijos. A Rociíto no se la puede justificar con nada. El filón de Antonio David Flores se estaba acabando, a su hija Rocío Flores ya no le puede hacer más daño, o sea que le ha tocado a Raquel Mosquera.

Lo que no se entiende muy bien es por qué ha tenido que hablar de su padre. Su padre la adoraba, pero ella no le hacía ni el mínimo caso. No se hablaba con él por culpa de Fidel Albiac, al que no soportaba, por mucho que cuente su hija. Según Rociíto, recuerda con cariño los primeros años junto a Raquel, 'la barbie’, como la llamaban sus primas de Chipiona: "Nosotros teníamos por costumbre ir a comer los domingos a un chino, en uno de esos domingos trae a Raquel, aunque él ya me había comentado que tenía una novieta", declara.



Pronto deja de hablar de "cosas bonitas" para empezar su destrucción. Le preguntan si sabe donde conoció su padre a Raquel: "No". "Lo que sé es que lo que ha contado ella no es verdad". Además, anima a Raquel a que cuente la verdad sobre su pasado en Alemania: "Ella tiene su propia memoria, que la cuente y deje de hablar de mi padre" declara Rocío Carrasco.

En el último encuentro que tuvo con su padre, Rociíto afirma que limaron asperezas después de meses de no hablarse. Raquel Mosquera, contó que la velada terminó con Pedro Carrasco abandonando la casa al grito de: "Yo a esta hija de puta no la veo más" mientras hacía "eses con el coche". O sea, la relación con su padre no era modelica, y duda que su padre dijese estas palabras. Es creíble que delante de una situación como la que se encontró Pedro Carrasco, le saliese el genio y algún que otro taco.



Según Rociíto: "Yo tengo ese encuentro con mi padre porque hago caso a Fidel, porque yo al principio no quería, y creo que es una de las mejores conversaciones que yo tuve con mi padre. Fue reparadora, fue sanadora y que si no hubiese ocurrido yo hoy por hoy no me lo hubiese podido perdonar y creo que hay que ser muy ruin y zafio para usar ese momento para decir todo lo contrario y culparme a mí de la muerte de mi padre. No hay que tener moral para hacer eso". Es sorprendente oir a Rocío Carrasco hablar de moral, porque es algo de lo que no tiene ni idea lo que es.

Hace algunos años Belén Rodriguez, amiga y palmera de Rocío Carrasco, insunuó que Raquel Mosquera había sido prostituta en Alemania, cosa que Rociíto deja entrever en su docuserie. Raquel Mosquera afirma que a los 16 años era peluquera del Ritz y después montó su propia peluqueria que, según Belen Ro, se la montó Pedro Carrasco. ¿Y? Será porque su amiga Rociito no se ha pasado toda la vida viviendo de su madre y chupándole la sangre incluso después de muerta.



Rociíto pide respeto para la memoria de su padre y es la primera en catalogar a su padre como un alcóholico y acusa a Raquel. "Ella sabe muy bien lo que bebe y la cantidad que bebe porque ella se encargaba de servírselo" dijo refiiriéndose a Raquel Mosquera.

La docuserie se acabará algún día y entonces, sus palmeros, verán que Rociíto vive de la memoria de su madre, de su padre o destrozando a sus hijos, pero también verán que sigue sin dar palo al agua como siempre. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario