Puigdemont seguirá siendo un golpista fugado a pesar de los indultos

  • Cataluña
  • 26-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Daniel Guerra

La situación de Puigdemont no cambiará si hay indulto a los golpistas catalanes encarcelados: seguirá siendo un prófugo de la justicia




Carles Puigdemont es uno de los nombres propios del procés catalán y del golpe de Estado que se produjo en la comunidad catalana el 1 de octubre de 2017. Fugado de la justicia desde entonces, el ex presidente catalán no se puede acoger a los indultos que recibirán Junqueras y compañía próximamente, en el caso de que Pedro Sánchez, tal y como parece, los lleve a cabo.

El Tribunal Supremo se opone a que los golpistas sean excarcelados porque no tienen propósito de enmienda, tal y como han manifestado este mismo miércoles. Sin embargo, Sánchez ya dejó claro que el Gobierno está dispuesto a desoir este consejo y tomar su propia decisión en el próximo Consejo de Ministros.



Indignante: Sánchez adopta el lenguaje independentista contra España

Sea como sea, Puigdemont seguirá siendo un prófugo de la justicia española en el caso de que haya indulto para el resto de los políticos catalanes que están en la cárcel por su participación en el 1-O.



La única manera que tendría Puigdemont de poder ser indultado sería entregarse y ser juzgado, algo que ya no es posible porque los indultos se producirían antes que la condena al ex presidente de Cataluña. En ese caso, debería esperar a un nuevo indulto. De este modo, tendrá que quedarse a vivir en Waterloo o hacer frente a la justicia por su cuenta de una vez por todas. Hasta el momento no ha hecho más que demostrar su cobardía y resulta improbable que lo haga.

Puigdemont, pendiente del TJUE

Mientras que en España estamos a vueltas con los indultos, Puigdemont permanece a la espera de la decisión del TJUE. El ex presidente catalán no fue juzgado en su momento por el Tribunal Supremo debido a su fuga, y aunque el Parlamento Europeo ya le ha retirado la inmunidad todavía está por ver si será o no entregado, junto a Toni Comín y Clara Ponsatí, a las autoridades españolas.



La decisión está en manos de Bélgica, si bien el Supremo ha reclamado a la justicia europea su intervención para que no se repita lo que ya ocurrió con la entrega del ex consejero Lluís Puig. En su momento, la justicia belga denegó su entrega alegando que el Supremo no era el órgano competente para juzgar el caso.

El juez Pablo Llarena envió un escrito al TJUE defendiendo su competencia para juzgar a Carles Puigdemont, algo que está avalado a su vez por el propio Tribunal Supremo y también por el Tribunal Constitucional. El TJUE admitió la cuestión a trámite, pero la decisión todavía está en el aire.



Las mentiras de Sánchez sobre los indultos: lo que decía y lo que dice

Recordemos que Puigdemont, al igual que varios de los consellers y líderes independentistas fugados, están requeridos por España para ser juzgados de los delitos de sedición, malversación de caudales públicos o desobediencia.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario