Puigdemont se queda solo y en caída libre: ya nadie se cree su 'discurso' victimista

  • Cataluña
  • 27-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Daniel Guerra

El fugado de Waterloo sigue apostando por la vía unilateral para conseguir la independencia, y se distancia de ERC.




La detención de Carles Puigdemont en Italia hacía resurgir al independentismo más radical, que salía a las calles para exigir la inmediata liberación del ex president catalán, así como la concesión de la amnistía para todos los 'exiliados' polítiicos nacionalistas.

Una protesta ciudadana y política que, sin embargo, no tuvo el efecto esperado por el fugado de Waterloo: y es que apenas unos cientos de personas salieron a las calles para defender a Puigdemont, en todo caso, menos de las esperadas, mientras que ERC confirmaba ante los medios de comunicación que, a pesar de apoyar la causa del fugado, mantendrán fuerte su apuesta por la mesa de diálogo con el Gobierno de España, al que evitaban culpar de la situación de Puigdemont.



Respuesta mínima a su detención que demuestra que la figura del ex president catalán ha perdido gran parte de su músculo político, tal y como vaticinaban las escasas inscripciones en el Consell per la República del fugado.

Así pues, la detención no sólo ha demostrado que la Justiicia mantiene su orden de detención contra Puigdemont, sino también que éste, tras más de tres años fugado, ha perdido toda la credibilidad ante la ciudadanía independentista, volcada ahora con la estrategia de ERC.



La razón del susto de Puigdemont: una entidad subvencionada con 300.000 euros en 5 años 

Algo que ha quedado aún más reflejado en la última encuesta publicada por La Vanguardia, donde Carles Puigdemont registra una de las peores 'notas' a los políticos catalanes, quedando en séptima posición, por debajo incluso de su sucesora, Laura Borràs, viéndose así el poco aprecio que los independentistas tienen al fugado, tras años de promesas vacías.



Por el contrario, Oriol Junqueras, recientemente indultado por el Ejecutivo de Sánchez, es el único político que consigue aprobar en la encuesta, con un 5, seguido de Pere Aragonès, quien alcanza el 4,5 gracias a su actuación en la mesa de diálogo.



Puigdemont mantiene su estrategia contra ERC

Sin embargo, Carles Puigdemont parece ignorar, o pretender ignorar, su falta de apoyos dentro de Cataluña, centrándose en conseguir a nivel internacional lo que no consigue en Cataluña: apoyo, y financiación.

Así pues, este domingo, tras su puesta en libertad y su participación en el festival de cultura catalana, Puigdemont volvía a defender la legitimidad de la vía unilateral para conseguir la independencia, desmarcándose así del proyecto de ERC con la mesa de diálogo.

Iglesias, retratado: lo que antes era "jarabe democrático" ahora son "provocadores" y "ultraderecha"

"La unilateral es una vía no violenta, y por tanto, legítima" ha asegurado el expresident, insistiendo en aplicar la unilateralidad en caso de que Aragonès no llegue a un acuerdo de referéndum con el Estado: "Nadie que se niegue a negociar con Cataluña el derecho a la autodeterminación tiene el derecho después a negar el derecho a la unilateralidad".

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario