Puigdemont se hace el valiente ante Llarena y defiende el 1-O: "vencimos al miedo"

  • Cataluña
  • 01-10-2021 | 11:10
  • Escribe: Daniel Guerra

El magistrado del Tribunal Supremo exige a la Justicia italiana la extradición del ex president independentista.




El independentismo catalán celebra este viernes el cuarto aniversario de la declaración unilateral de independencia del 1-O de 2017, en un momento en el que el movimiento secesionista se encuentra fragmentado y debilitado debido, principalmente, a la falta de apoyo ciudadano a las mentiras y a las promesas incumplidas de los principales partidos independentistas.

Una situación que Carles Puigdemont, sin embargo, ha decidido obviar, lanzando en sus redes sociales un vídeo 'institucional' en el que no sólo defiende el 1 de octubre, sino que asegura que el movimiento independentista está más vivo que nunca.



"Fue una victoria histórica que hoy es un referente internacional [...] vencimos al miedo" ha asegurado el ex president fugado, a pesar de que fue ese miedo el que le llevó a fugarse de la Justicia española y refugiarse en Waterloo.

Oriol Junqueras confiesa públicamente la única razón por la que ERC no quiere otro 1-O



Así pues, defiende el ex president que, "cuatro años más tarde" del procés independentista, "la persistencia tiene un nombre, que también lo sabe todo el mundo: Consell per la República" ha asegurado, en referencia al organismo creado por él mismo, y actualmente estancado en relevancia y número de afiliados.

El juez Llarena confía en la Justicia italiana

"Nosotros tenemos que tener claro nuestro objetivo: la pervivencia de Cataluña como nación sólo es posible como Estado independiente" ha destacado el independentista en su comunicado oficial, asegurando que hay "formas de victoria" en las manos independentistas.



Palabras en las que Carles Puigdemont intenta demostrar a sus fieles que el independentismo se encuentra fuerte y con capacidad de desafiar al Estado español... sin éxito.

Y es que el ex president independentista aún debe conseguir, en un primer momento, convencer a la Justicia italiana de no extraditarle a España el próximo 4 de octubre, momento en el que tendrá lugar la comparecencia de Puigdemont ante la juez italiana, que decidirá si la orden de búsqueda activada contra Puigdemont sigue vigente, y si es conveniente que, tras cuatro años, la Justicia española por fin juzgue al independentista.



Cataluña tira a la basura 1,18 millones de euros en vacunas caducadas... ¡Qué gestión!

Una cuenta atrás que también contempla el magistrado del Tribunal Supremo el juez Pablo Llarena, que ha enviado un escrito a la Justicia italiana reiterando, igual que el pasado viernes,que la orden de extradición está vigente, ampliando a su vez la información relativa al ex president, subrayando que el prófugo no cuenta con la protección de la inmunidad parlamentaria europea, retirada por el Tribunal General de la UE el pasado mes de junio.

Decisión del Tribunal de Sassari que podría acabar, no sólo con la complicada situación política del fugado de Waterloo, sino con todas sus promesas de rebeldia, independencia y Consell per la República proferidas desde Waterloo.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario