Puigdemont saca el hacha de guerra para desestabilizar a España con "la lucha definitiva"

  • Cataluña
  • 01-07-2020 | 08:07
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El Consell per la República ultimará el sábado la hoja de ruta de confrontación con el Estado


Después de la tregua impuesta por el coronavirus, Carles Puigdemont vuelve a las andadas y anuncia la preparación de una estrategia que permita desestabilizar a España a través de la confrontación con Cataluña. 

El Consell per la República Catalana (CxRep), que encabeza el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, se reunirá este sábado para ultimar la hoja de ruta de confrontación con el Estado que preparan desde hace meses.


"·La lucha definitiva"

Así lo han explicado fuentes del organismo después de que Puigdemont, en el acto celebrado el 29 de febrero en Perpiñán (Francia), llamara a prepararse para afrontar la "lucha definitiva". (Los seis mandamientos del Método Puigdemont: Odiarás a España por encima de todas las cosas)

Aunque no hay nada predefinido, aseguran las citadas fuentes, todas las partes se han comprometido a presentar una hoja de ruta propia "para intentar buscar un acuerdo de consenso lo más amplio posible".


Así, el objetivo que buscan es cerrar "grandes temas" y aparcar las discrepancias que puedan tener en el camino de la confrontación con el Estado.

Además de Puigdemont, el consejo de gobierno del Consell per la República tiene como vicepresidente al exconseller Toni Comín, está integrado por 12 personas más, que representan a la mayoría de los partidos y entidades independentistas -Òmnium Cultural no--.



CONTEXTO

La reunión, que no tiene por qué celebrarse en Waterloo (Bélgica), tiene lugar con el horizonte electoral aún abierto y en pleno bloqueo de las negociaciones entre el PDeCAT, que preside David Bonvehí, y la Crida Nacional per la República, al frente de la cual está Jordi Sànchez, para la reordenación de JxCat.

Aunque no son temas que estén en el orden del día de la reunión, las citadas fuentes han explicado que con toda probabilidad saldrán a relucir, teniendo en cuenta las múltiples discrepancias entre los socios de Govern --JxCat y ERC-- y que el Tribunal Supremo (TS) ya anunció que revisará el 17 de septiembre la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Con la incógnita electoral sobrevolando la política catalana, también queda pendiente la reordenación del espacio de JxCat, del que forman parte el PDeCAT, la Crida e independientes, y cuyas negociaciones están bloqueadas.

Mientras Sànchez defiende que la reordenación de JxCat pasa por crear una nueva organización política, Bonvehí se resiste a que el PDeCAT se disuelva, lo que también ha generado una nueva crisis interna en la dirección del partido. (Revés para Puigdemont: ¡¡Dinero tirado en Perpiñán!!)

Y es que la decisión de una mayoría de la dirección del PDeCAT de desmarcarse de la propuesta de los presos del partido, que pedían crear una asamblea constituyente de JxCat y que el partido debatiera en medio año la conveniencia de su disolución o no, no sentó nada bien a los críticos y tampoco a Puigdemont.

A través de Twitter, el expresidente catalán, que es asociado del PDeCAT, aplaudió la propuesta de los presos, además de defender que la tradición política de su espacio político es de "inclusión y no rechazo".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario