Puigdemont prepara la independencia... desde la cocina

  • Cataluña
  • 09-08-2021 | 16:08
  • Escribe: Blanca Torres

El fugado de Waterloo muestra que la retirada de su inmunidad no supone un impedimento para su buen estilo de vida.




El movimiento independentista catalán se encuentra en uno de sus momentos más complicados desde 2017; y es que, mientras que ERC mantiene su apuesta por el diálogo con el Gobierno de España, desde JxCat y los movimientos independentistas ven con desconfianza al Ejecutivo socialista.

Una división de opiniones que se mantiene entre aquellos que buscan pactar un referéndum vinculante con el Estado, y aquellos que ya planean un nuevo desafío de autodeterminación. 



La Generalitat ha perdido el juicio definitivamente: multas por colgar banderas de España 

Ruptura del secesionismo a nivel interno, también provocada por una ruptura de alianzas entre los dirigentes políticos nacionalistas, que se ha convertido en el principio del fin del movimiento independentista, cada vez con menos apoyos.



Algo que no parece preocupar en exceso a Carles Puigdemont, que disfruta de su fuga en Waterloo y de su puesto como eurodiputado... en la cocina. 

La canción del Alioli

Y es que el ex president de la Generalitat parece querer separarse, al menos temporalmente, de las 'preocupaciones' del movimiento secesionista. Y parece haber encontrado la forma de hacerlo, a través de una de las recetas más tradicionales de Cataluña: el alioli.



"El primer alioli que hacemos en este mortero muy especial que nos regalaron unos amigos, Y naturalmente, con la banda sonora imprescindible de Joan Pau Giné y su canción 'allioli', que es con qué acostumbramos acompañar la ceremonia" ha destacado el secesionista en su cuenta de Twitter.

Los orígenes del escolta enchufado que ayudó a fugarse a Puigdemont 



Así pues, Puigdemont ha compartido un pedazo de la letra de la canción del alioli: "con un poco de paciencia. Con un poco de voluntad; un poco de demagogia y un poco de pimienta picada".

Aderezo del alioli del fugado del Consell per la República, que muestra su buena vida en Waterloo, mientras su partido y aliados secesionistas mantienen a la población catalana dividida y sumida en el caos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario