Puigdemont envenena al independentismo intentando mangonear desde Waterloo

  • Cataluña
  • 30-03-2021 | 08:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios




Este martes tendrá lugar la segunda vuelta de la investidura de Pere Aragonès, que acabará igual que la primera intentona: fracaso. JxCat, el antiguo socio de gobierno de ERC, volverá a abstenerse. Y la culpa es de Carles Puigdemont, que pretende gobernar en Cataluña con el mando a distancia, como ya hizo con Torra, a través de su invento del Consell de la República.

Está prevista para este martes "una nueva derrota" del candidato republicano, ya que Junts ha avanzado que volverá a abstenerse, y Aragonès sólo contará con los votos a favor de ERC y la CUP.

Carles Puigdemont ha advertido a ERC que el Consell per la República que él preside "actúa de manera soberana" y fuera del alcance del Estado. Y en este punto es donde están encalladas las negociaciones entre las dos fuerzas mayoritarias del independentismo. ERC, el partido separatista más votado, no está dispuesto a someterse a los caprichos que pueda tener Puigdemont desde Waterloo..



El Consell de la República parido por Puigdemont presume de que no tienen ninguna limitación derivada de las leyes españolas y que las personas jurídicas que lo encabezan están fuera del alcance de la acción del Estado.

En el fondo, Puigdemont pretende cogobernar con ERC como si su partido fuera el que más votos ha obtenido dentro de la coalición separatista. Y ERC, que ya tuvo que soportar a Puigdemont durante la época de Torra, no está dispuesto a someterse a su dictado.



Puigdemont contempla la existencia del Consell de la República pirata como "la institución republicana desde la cual deben acordarse las estrategias para hacer efectivo" el mandato del 1-O

El PSC pregunta a ERC si quiere gobernar a las órdenes de Puigdemont

Eva Granados, la viceprimera secretaria del PSC, le ha preguntado al candidato a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, si está dispuesto a aceptar "una Presidencia intervenida por el Consell de la República, un artefacto parapolítico diseñado a medida" de Carles Puigdemont.



"¿Aceptará Pere Aragonès una Presidencia tutelada, una vez más?", ha dicho Granados, que no ve más diferencias entre ERC y JxCat que impiden la investidura que la imposición de Puigdemont de mangonear desde Waterloo a través del Consell de la República. Se trata -ha dicho- de una "injerencia perpetrada desde Waterloo a la Presidencia de la Generalitat", y se ha mostrtado convencida de que lo que negocian ERC y JxCat  nada tiene que ver con las necesidades de los catalanes.

Granados califica de broma de mal gusto que la Presidencia del Govern dependa del papel del Consell de la República, y entiende que se menosprecia a las instituciones catalanas con "un artefacto en el que se reúnen y de forma no muy pacífica las diversas facciones del independentismo".



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario