Puigdemont da con la puerta en las narices a los "peregrinos" catalanes que van a visitarle e Waterloo

  • Cataluña
  • 20-08-2019 | 09:08
  • Escribe: Gonzalo Palacios
Un grupo de ciudadanos catalanes censura el desprecio con el que fueron tratados en Waterloo en su intento por ver a Puigdemont.


Carles Puigdemont, el golpista que vive refugiado en Waterloo huído de la justicia española, es selectivo con sus recepciones. El pueblo llano no le interesa nada.

Abierto a celebrar con paellas españolas la visita a su escondite de Waterloo de lo más florido de la sociedad separatista catalana, Puigdemont no muestra el mismo interés cuando se trata de visitas anónimas que acuden en peregrinación a Waterloo a verle como si fuera una atracción de feria.



Ni se dignó a salir de su escondrijo

Y la prueba es la decepción que causó a un grupo de personas que se desplazaron hasta Bélgica con la intención de saludarle. Ni se dignó a salir de su escondrijo para agradecerles su visita.

Mónica Sánchez se ha encargado de denunciar en su cuenta de twitter el desprecio que sufrieron por parte de este malhechor que no está dispuesto a responder de sus actos ante la justicia.



"El pasado jueves mi familia y yo fuimos expresamente a Waterloo con la ilusión de saludar al presidente. Nos juntamos tres familias pero el presidente no quiso salir", denuncia la ciudadana catalana decepcionada con el comportamiento del antiguo político catalán.

Monica le recuerda que "no olvide que el pueblo es el único que no le fallará... de momento".



Nada que ver con el ambiente hospitalario de buen anfitrión que brindó Puigdemont el fin de semana pasado en su mansión a lo más florido de su círculo de amistades de JuntsxCat, con quienes compartió una paella en un ambiente de franca camaradería llegando incluso a interpretar varias piezas musicales con la guitarra.

Allí estaban Pilar Rahola, el consejero Jordi Puigneró, el diputado y abogado suyo Jaume Alonso-Cuevillas, Jon Iñarritu, de Bildu, el rapero Valtònyc y Jami Matamala, su amigo del alma. Para estos sí abrió las puertas de su mansión.



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario