Prisa por sacar a los presos golpistas de la cárcel: Los indultos ya están en marcha

  • Cataluña
  • 23-09-2020 | 10:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Los presos saldrán sí o sí: o por la vía de la reforma del Código Penal o por la vía del indulto que el Gobierno ya ha empezado a tramitar


Hay prisa por sacar a los presos golpistas catalanes de la cárcel. Se buscan soluciones urgentes por tierra, mar y aire. Mientras el Gobierno afronta la reforma del código penal para que el delito de sedición tenga una pena máxima de tres años, el ministro de justicia ofrece la buena nueva a los partidos independentistas de que los indultos ya están en marcha. 

Los indultos ya están en marcha

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha anunciado este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso que los indultos para los condenados en el juicio del 'Procés' comenzarán a tramitarse la próxima semana.


Los presos golpistas cambian de táctica y ya aceptan hablar de "indulto"

"En cuanto a este Ministerio se refiere (...), también está tramitando los indultos. Por cierto, esos que a usted le preocupan, porque les toca, empezarán a tramitarse la semana que viene", ha dicho Campo en respuesta a preguntas de la diputada de ERC Laura Borràs sobre "la deriva" de la justicia española.


La última petición de indulto para los condenados del 'Procés' se presentó el pasado mes de agosto en favor de la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, sumándose a las ya presentadas para los doce líderes independentistas condenados por sedición.

El trámite de solicitud de los indultos por particulares puede llevarse a cabo por los penados, sus parientes o cualquier otra persona en su nombre. Las solicitudes deben ser sometidas a informe del tribunal sentenciador, en este caso la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, debiendo ser oído previamente el Ministerio Fiscal.



Los presos saldrán de la cárcel por una vía u otra

La concesión, en caso de producirse, compete al Rey, a propuesta del ministro de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros, y debe acordarse mediante mediante Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Sánchez prepara el siguiente paso para sus amigos golpistas: ¡El indulto!

El anuncio del ministro de Justicia ha cogido a todos por sorpresa en el Congreso. Y lo ha expresado como si fuera un hecho rutinario carente de importancia. La noticia llega de forma paralela a la intención del Gobierno de reformar el Código Penal para rebajar la pena del delito de sedición a tres años como máximo. Queda claro es que por una u otra vía, los presos golpistas están más cerca de la calle que nunca

Campo había "reñido" a la portavoz de JxCat, Laura Borràs: “no se confunda porque los jueces no son menos independientes porque dicten resoluciones que a usted no le gusten”. Borràs le había preguntado por “qué medidas está tomando el Gobierno vista la deriva en que instalada Justicia”. El ministro le ha respondido:  “somos un Estado social y de Derecho donde cada uno tiene que cumplir el papel constitucional que le corresponde, le diré que acatamos y respetamos las resoluciones de los tribunales; todas”.

Entre cuatro y seis meses

El portavoz de Podemos, Jaume Asens, ha añadido sobre el tema que la tramitación del indulto puede extenderse entre cuatro y seis meses, más de lo que el Gobierno espera para resolver la reforma del Código Penal en el apartado del delito de sedición, que Sánchez espera tener lista antes de final de año. Es decir, que es más fácil que los presos salgan de la cárcel por esta vía que por la del indulto, aunque esta última indica la predisposición favorable del Gobierno respecto a la salida de los presos.

Arrimadas denuncia el “indulto por la puerta de atrás” que prepara Sánchez

Pero Laura Borràs, tirando de su característico victimismo, le ha puesto agua al vino: “Que se empiecen a tramitar los indultos no significa que se vayan a conceder”. Por su parte, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha añadido:  “El indulto no sirve para nada, es una cuestión que se tiene que hacer por la fuerza, por lo que no es ningún gesto ni ninguna voluntad añadida sino una tramitación que marca la ley”. Vilalta insiste en que la única solución final para el conflicto pasa por la amnistía y la autodeterminación.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario