Presiones políticas dejan El Periódico y Sport fuera de las garras del independentista Jaume Roures

  • Medios
  • 22-04-2019 | 13:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Los bancos, administradores del grupo Zeta por su condición de acreedores, han preferido la oferta, más modesta, de Moll y Prensa Ibérica para vender el grupo.




El Grupo Zeta ha encontrado finalmente comprador. El hijo del fundador, Antonio Asensio, ha convertido el imperio que herederó de su padre en una ruina y los bancos, los dueños de la compañía por su condición de acreedores, han puesto fin a su calvario con su venta. 

La deuda de Zeta, editora entre otros de El Periódico, Sport, un puñado de cabeceras regionales y revistas de prestigio a nivel nacional, asciende a 99 millones de euros. Y en el pool de bancos acreedores, el Santander, con 30 millones, CaixaBank, con cerca de 23 millones, y Banc Sabadell, con 14,5 millones han liderado la venta, siendo CaixaBank quien ha llevado el peso de la negociación. ( Los tres candidatos que aspiran a apoderarse del imperio de Zeta)



Asensió descartó una oferta de 400 millones y ahora ha vendido por 10

Asensio hijo descartó hace unos años una oferta del fallecido José Manuel Lara Bosch, del grupo Planeta, por 400 millones. Queria mil. Ahora ha vendido el grupo por 10 millones, que es lo que le quedará limpio a él de la operación. 

Las dos ofertas finalistas eran de Jaume Roures y su grupo Mediapro, que ofertó 60 millones, y Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, que se quedó en 40, que servirán para rebajar la deuda y asumir la compañía a cero una vez condomnadas las pérdidas por los bancos. Sin embargo, los bancos optaron por la oferta de Moll antes que dejar el imperio periodístico catalán en manos del independentista Jaume Roures. Asensio, por su parte, tambien tuvo que renunciar a cinco de los quince millones que le habrían correspondido de haber sido Roures el elegido.



Durante el periodo de descomposición del Grupo Zeta se han ido perdiendo cabeceras históricas que han ido cerrando, como Interviú, el origen del imperio, o Tiempo. Y es que al heredero de Asensio el papel nunca le interesó. Ni siquiera el futuro on line. Él prefirió apostar por el cine. Y así le ha ido. (A Roures no le dejan comprar El Periódico)

Ahora el grupo se debate por su supervivencia con su nuevo propietario cuando sus cabeceras más emblemáticas, El Periódico y Sport, están heridas de muerte. Hubo un momento en que pareció que el grupo podía dividirse, quedándose Moll El Periódico y las revistas y reservando el deportivo Sport para Roures, que así aprovecharía las sinergias de sus derechos audiovisuales deportivos. 



Roures fue vetado en La Moncloa

El tema llegó a La Moncloa y allí no hizo ninguna gracia que Roures pudiera poner sus zarpas en el grupo Zeta, de ahí que los bancos optaran por aceptar la oferta menos ventajosa -algo extraño tratándose de entidades bancarias-, pero políticamente más correcta.

Mediapro (Imagina Medía), con una plantilla de 6.695 trabajadores, es el segundo grupo español de comunicación por ingresos. En 2018 facturó 1.967 millones de euros y obtuvo unos beneficios brutos de 222 millones. 



Moll, por su parte, se queda con el grupo mediático de prensa más importante en Cataluña, que suma ingresos anuales por 311 millones de euros y pérdidas de 20,7 millones, frente a los 176 millones del Grupo Godó, editor de La Vanguardia y Mundo Deportivo, que hasta ahora ocupaba esa posición de liderazgo.

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario