¿Prejubilado Torra? Ni está ni se le espera en la mesa de negociación con Sánchez: "No es necesario"

  • Cataluña
  • 27-11-2019 | 11:11
  • Escribe: Guillermo Vives

Pere Aragonès, el vicepresidente del Govern, afirma que Torra será uno de los negociadores en función del rango de los que se sienten a hablar del Gobierno de España.


Pere Aragonès, el vicepresidente del Govern y coordinador general de ERC a quien todos ven como futuro presidente de la Generalitat, ha admitido que en la reclamada mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez la presencia de Quim Torra "no es necesaria".

El Govern de la Generalitat reclama una mesa de gobiernos, y no de partidos, a la que "no se descarta que vaya Quim Torra, pero tampoco es necesario". Más claro el agua. En ERC también se han cansado de la marioneta de Puigdemont que a dia de hoy es más un problema que una solución. ("El autonomismo ha muerto y la independencia es irreversible". Las amenazas del vicepresidente Aragonés en Madrid)


Si no va Sánchez, Torra tampoco

Aunque Aragonès ha querido vestir su deseo de arrinconar a Torra detrás de un previsible desprecio del Gobierno de España en la selección de sus representantes. La presencia de Torra dependerá del rango de los representantes que envíe el Gobierno de España. Si no va Sánchez, Torra tampoco. Es la solución que todos esperan.

Aragonès ha explicado en Ràdio 4 que la mesa de negociación debe ser entre gobiernos porque el conflicto entre Cataluña y España debe resolverse entre instituciones, matizando que Torra tendrá el papel que él decida. (La Policía denuncia a Aragonès por insultos y calumnias y censura al Govern de Torra)


La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha anunciado, por su parte, que el Govern apuesta por una mesa de diálogo entre gobiernos en la que se sienten el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Y con condicioones: eso sólo ocurrirá "una vez constituido el Gobierno del Estado español" y no antes de la investidura.

Aragonés ha insistido en el diálogo: "Estamos obligados a intentarlo", aunque ha admitido que ha perdido en este momento la confianza en Pedro Sánchez por sus contantes cambios de opinión. Pero ha dejado una puerta abierta a la esperanza: "La confianza se debe ganar. Como no está, se debe construir, y sobre todo necesitamos garantías".



El referéndum de autodeterminación

Aragonés ha confirmado que el diálogo no será fácil porque el punto de partida del independentismo pasa por acordar un referéndum de independencia en Cataluña, algo que Sánchez entiende que está fuera de la ley y desborda la línea roja que se ha marcado para la negociación. (La rajada del hipócrita Pere Aragonès contra España)

El vicepresidente de la Generalitat ha pedido a Sánchez que pongan una propuesta encima de la mesa porque "de momento no han puesto ninguna". Y exige que no haya condiciones ni límites, volviendo a proponer la figura del relator para poner orden.

También ha abierto Aragonès una puerta de conflicto, que no aceptará -o no debería- Pedro Sánchez: que Puigdemont tenga voz y voto en la negociación: "es evidente que los presos y exiliados tienen que decir la suya", y ha retado a JxCat a abrir negociaciones con el PSOE si cree que puede mejorar las propuestas.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario