Por tierra, mar y aire: Ofensiva furibunda del separatismo contra el TSJC

  • Cataluña
  • 22-01-2021 | 13:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Torra pide un confinamiento domiciliario para evitar que se pueda habilitar el 14 de febrero como fecha de las elecciones, tal y como propone el TSJC




Furibundo contrataque del separatismo desbocado contra el Tribunal Superior de Justicia de Catuña, al que acusan de injerencias en la política después de desautorizar en las últimas horas al Govern con la fecha de las elecciones catalanas e inhabilitar al conseller Solé por desobediencia. En contrataque no se ha hecho esperar. El objetivo es impedir que se celebren las elecciones en la fecha que propone la justicia y, si es necesario, cargar sobre la conciencia del TSJC las muertes que puedan producirse en esas fechas. Ellos ya habían avisado.

Torra pide un confinamiento domiciliario

De momento a Quim Torra le ha faltado tiempo para meterse en el charco y ha pedido que "se ponga sobre la mesa un confinamiento domiciliario", y considera que no se puede esperar ni un día más para restringir al máximo la movilidad de la población para frenar la curva de contagio de coronavirus, que asegura que es exponencial. De esta forma, las elecciones no podrían celebrarse el 14-F, que es lo que desea el Govern para dejar en evidencia al TSJC. Si no pueden combatir con argumentos legales, que sean los sanitarios.



El TSJC suspende cautelarmente el aplazamiento de las elecciones y mantiene el 14F

"Los datos de contagios, afectaciones, hospitalizaciones y víctimas mortales de la tercera ola de la pandemia del Covid-19 nos obligan a tomar medidas drásticas y contundentes sin más demora", ha reclamado Torra en un comunicado este viernes.



Ha sostenido que, por su experiencia gestionando la pandemia antes de ser inhabilitado, es consciente de que "hay que adelantarse siempre con las medidas más valientes y severas" para frenar una expansión del virus como la actual.

"Illa no permite que Cataluña tome decisiones"

Torra ha criticado al ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa: "Vale menos el cálculo de un ministro del Gobierno que está más pendiente de la carrera electoral que de tomar las decisiones necesarias o de permitir que el Govern de Cataluña las pueda tomar".



Para el expresidente, este no es momento de "distraerse con carreras y batallas electoralistas como no lo fue durante la primera ola", y ha defendido que cualquier actitud y voluntad que no sea la de proteger a los ciudadanos es un error gravísimo.

Tensión en Cataluña: "Si quieren gobernar los jueces, que se presenten a las elecciones"



"Es mucho mejor una parada drástica y total que afecte a todo el mundo que una lenta agonía que perjudica siempre los mismos sectores", ha propuesto Torra, que también ha reclamado que vaya acompañada de ayudas a los trabajadores y empresas.

Ha insistido en que "no hay tiempo para pensar, para especular ni para buscar réditos electorales" y en que se analicen la conveniencia de un confinamiento domiciliario y la restricción absoluta de la movilidad excepto servicios esenciales, como en la primera ola.

El Govern desafía a la Justicia con la fecha de las elecciones y pasa facturas al TSJC: 30 millones

Además, la consellera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, ha defendidola validez legal del decreto suspendido por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que aplazó las elecciones del 14 febrero al 30 de mayo, y ha afirmado que "el Govern no se plantea ni un nuevo decreto ni una nueva fecha electoral que no sea la fijada".

Ha dicho que por ahora no pueden tomar una decisión al respecto y que esperarán a que el TSJC resuelva el asunto de forma definitiva, lo que está previsto para el 8 de febrero como máximo.

"Las decisiones han de tomarse en base a argumentaciones jurídicas. En estos momentos no tenemos sobre la mesa ninguna resolución", ha dicho Capella después de que el TSJC ha avanzado este jueves el fallo de mantener las elecciones catalanas para el día 14 de febrero, pero publicará el viernes previo a esa fecha los argumentos de la decisión.

"El Govern tomará las decisiones que tenga que tomar"

Sobre la posibilidad de subsanar los defectos que el TSJC pueda señalar en el decreto suspendido y hacer una nueva convocatoria, ha dicho: "Continúo defendido que el decreto se ajusta a la legalidad, viene a cumplir una función muy clara de preservar la salud. Cuando el TSJC se pronuncie, el Govern tomará las decisiones que tenga que tomar".

Ha sostenido que el aplazamiento electoral, ahora suspendido de forma cautelar, "está avalado por tres informes" sobre la evolución epidemiológica, los efectos de la convocatoria en la calidad democrática y el marco jurídico en el que se ampara, y ha añadido que cuenta con el visto bueno de la comisión jurídica asesora, del Síndic de Greuges y de la mesa de partidos.

ERC quiere aplazar las elecciones para ganar tiempo a la espera del indulto

"Las elecciones son libres si se puede votar sin miedo. En cambio, en estos momentos acumulamos 26.000 personas positivas en una semana" por Covid-19; y ha defendido que a finales de mayo las cifras de contagios serán más favorables, se habrá avanzado en la vacunación y habrá acabado el estado de alarma.

Ha considerado no se trata de "una decisión de motivo jurídico sino de sentido común, y convertir el aplazamiento de las elecciones en una cuestión jurídica es hacer el juego a quienes las quieren impedir por la puerta de atrás".

En este sentido, se ha referido al PSC y ha reprochado que "el ministro Salvador Illa debe priorizar el recuento de enfermos al recuento de sus encuestas".

100.000 votos tirados

Ha advertido de que "la campaña puede quedar interrumpida, puede ser que los partidos tengan que hacer campaña para nada", ya que para la convocatoria del 14F debería comenzar la madrugada del 29 de enero, pero la decisión definitiva del TSJC podría no publicarse hasta el 8 de febrero.

En este escenario, la Generalitat calcula que ya habrá gastado unos 30 millones de euros en el proceso electoral, y desde el 25 de enero se comienza a emitir el voto por correo: "Si la campaña se cancela, tiraríamos a la basura en torno a 100.000 votos", ha aseverado Capella.

Al preguntársele si el Govern llamará a la participación en caso de que finalmente los comicios sean el 14F, ha dicho que "como no puede ser de otra manera, fomentará la participación de la ciudadanía como hace en cada convocatoria electoral y pondrá todos los medios para que se pueda votar en condiciones" de acuerdo a las medidas sanitarias.

El Conseller inhabilitado se pone chulo con el Tribunal que le ha sancionado

Por su parte, el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Bernat Solé, que sigue al frente del dispositivo para organizar las elecciones, ha exigido este jueves al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que se pronuncie "lo más rápido posible" sobre la fecha de las elecciones para dar certezas a la ciudadanía.

En una entrevista del canal 324, Solé ha explicado que si el TSJC anuncia su decisión el 8 de febrero, en medio de la campaña electoral, se estarían "comprometiendo entre 25 y 30 millones de euros que no serían recuperables".

Aun así, ha defendido que están preparados para celebrar los comicios el 14 de febrero, si así lo decide el TSJC, porque asegura que llevan meses trabajando en su organización, aunque insiste en que "es una irresponsabilidad" porque supondría poner a la gente en una situación muy arriesgada.

"No entendemos unas elecciones donde el derecho a votar no esté garantizado para todo el mundo", ha sostenido Solé, que ha asegurado que se llevarán a cabo todos los protocolos para evitar contagios de coronavirus y entiende que pueda haber una reducción de la participación por la situación de pandemia.

Sobre su inhabilitación

En referencia a la sentencia del TSJC que le ha inhabilitado por su papel en el 1-O cuando era alcalde de Agramunt (Lleida), ha considerado que la justicia actúa de manera arbitraria porque "muchos alcaldes que estuvieron aquel día al lado de la ciudadanía ni siquiera han tenido causa abierta y los que sí la han tenido se les ha archivado".

Solé ha asegurado que, mientras la sentencia no sea firme, seguirá trabajando "con toda la energía" para el Govern y también como diputado, y ha lamentado que no pueda presentarse a las elecciones como candidato a la circunscripción de Lleida.

"Estamos en un escenario en que la justicia acaba decidiendo quien puede ser presidente o no, quien puede ser candidato o no, quien puede ser conseller o no, e incluso la fecha de las elecciones. En una situación normal no deberíamos estar así", ha lamentado.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario