Por qué presenta Vox una moción que tiene perdida

  • Política
  • 20-10-2020 | 23:10
  • Escribe: Pedro Riscal

Vox recurre a los fuegos de artificio de la moción para ganar protagonismo en Cataluña y entrar en el Parlament por la puerta grande


Esto empieza mañana. Y pasado mañana habrá respuesta para la moción de censura interpuesta por Vox contra el gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez. La iniciativa está condenada al fracaso por una simple cuestión de aritmética. Y en Vox lo saben, pero aún así la presentan. ¿Qué gana Vox perdiendo la votación?

¿Qué debería hacer el PP?

El PP votará no, aunque la "youtuber" Cayetana Álvarez de Toledo haya intentado infructuosamente hacer campaña por la abstención. El tema es delicado para Pablo Casado. Votando 'sí', bendice al extremismo radical que intenta usurparle el liderazgo de la derecha. Pero votando 'no' se instala en el mismo bando de los comunistas, independentistas, proetarras y antisistema. Curioso mejunje.


Al PP le importa un rábano la moción de censura de VOX

Ha dicho Casado que este asunto preocupa poco o nada en el PP, pero no es cierto. Porque será él mismo quien defienda en el estrado la posición del PP, de la misma manera que Sánchez e Iglesias asumirán el protagonismo de sus respectivos partidos. No es cuestión de despreciar la exposición mediática que generará la moción para arañar votos entre el electorado. Nadie ha olvidado la moción perdida por Felipe González que le sirvió para arrasar luego en los comicios de 1982. Y en eso está Vox, en ganar protagonismo entre el electorado a costa de minar la posición del PP.


Vox siembra pensando en el futuro inmediato

¿Qué beneficio obtiene Vox perdiendo la moción? Fundamentalmente, consolidar el futuro. Abascal ganará en protagonismo y capacidad de liderazgo. Mientras reparte mandobles hacia la izquierda, salpicará también al PP por su clientelismo con un gobierno indeseable y de paso siembra de cara a las elecciones catalanas para entrar por primera vez en el Parlament... por la puerta grande.

Vox afirma tener el apoyo de ex dirigentes del PSOE y PP para su moción de censura



El objetivo de esta moción es entrar en las conciencias de los ciudadanos españoles vendiendo la idea de que la verdadera oposición al gobierno de Sánchez es Vox, y que el descontento que genera el puesto de mando socialcomunista sólo puede ser combatido por Vox, y por nadie más. De ahí que en la izquierda se froten las manos antes la posibilidad de que el PP pierda fuelle electoral y capacidad opositora. Cuanto más dividida esté la derecha, mejor para el gobierno Frankestein de Sánchez.

El sorpasso en Cataluña

El sueño de Abascal no es otro que marcar un sorpasso en Cataluña. Aprovechar el previsible descalabro de Ciudadanos tras su impresionante éxito en 2015 y las dificultades históricas del PP para crecer en un territorio hostil para abanderar la derecha constitucionalista en una región en donde existe espacio para un gran partido de derechas que sea capaz de pararle los pies al independentismo. Vox se toma muy en serio el tema catalán y pretende asentar desde Cataluña su asalto real a La Moncloa.

Abascal se calienta en el programa de Ana Rosa: "El Gobierno está en manos de mafias terroristas"

Mientras tanto, fuegos de artificio. La moción de censura contra el gobierno de Sánchez no será más que el aprovechamiento de un valiosísimo escaparate para tomar Cataluña, el trampolín necesario para ocupar España. Por eso el candidato a la Generalitat, Ignacio Garriga, un desconocido en el plano político, tendrá protagonismo y relevancia en la puesta en escena de la moción. Ambos se tirarán a la yugular del "matón" Pedro Sánchez para demostrar que ellos sí tienen los arrestos de los que carece Casado para plantarle cara al gobierno socialcomunista de Sánchez, conscientes de que en Cataluña se cuentan por millones los ciudadanos aue esperan y desean un golpe de efecto de esta naturaleza.

La "derechita cobarde"

De hecho Vox espera que está moción produzca los réditos suficientes para tomar el relevo de Ciudadanos en Cataluña. Si el tándem Rivera-Arrimadas fue capaz de ganar en Cataluña cuando no eran nadie, ellos están en condiciones de repetir la experiencia... si tienen la habilidad suficiente para desacreditar al PP y a Ciudadanos, lo que ellos llaman "la derechita cobarde".

¡Dan la espalda a Vox! El PP deja solo a Abascal y refuerza a Sánchez

Y para valiente está Vox. O esa es al menos la imagen que pretenden ofrecer ante el supuesto inmobilismo de Casado y Arrimadas, que no han querido enfrentarse a Sánchez con una moción por miedo a los números. La esperanza de Abascal es que el votante del PP descubra que lo que espera de Casado ya lo hace Abascal. Y cuando llegue la derrota ya se encargará el líder de Vox de responsabilizar al PP y Ciudadanos por su cobardía.

Estas son las cartas marcadas con las que juega Vox, que a diferencia del PP, tiene mucho que ganar y poco que perder. Especialmente porque en los últimos meses las encuestas delatan cierto estancamiento en la intención de voto en un partido que subía como la espuma. Un golpe de efecto como la moción puede poner de nuevo en órbita a la formación de Abascal. Esa es al menos la intención.

 

 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario