¿Por qué los radicales libres afectan a la longevidad de nuestros perros?

  • Mascotas
  • 14-07-2019 | 21:07
  • Escribe: Redacción

La razón por la que los perros grandes mueren antes que los pequeños, al descubierto.


En el reino animal, el tamaño suele ser equivalente de longevidad: elefantes y ballenas pueden vivir hasta los 70 años de edad; un ratón común, dos.

Sin embargo, en el mundo de los perros pasa lo contrario. La culpa podría ser de los radicales libres, según una investigación de un equipo de estudiantes de la Universidad Colgate, de Hamilton, Nueva York.


Los radicales libres del oxígeno surgen como un desecho del proceso por el que las células obtienen energía de los alimentos. Son moléculas que han perdido electrones y procuran recuperarlos "robándoselos" a las células del cuerpo, dañándolas ("oxidándolas") en el intento. (La triste historia de Lobito, el cachorro abandonado por tener un hueso roto).

El cuerpo genera moléculas antioxidantes que neutralizan a estos agentes perniciosos, pero cuanta más energía produce un organismo, más radicales libres escapan para hacer daño. Este proceso metabólico parece ser uno de los responsables del envejecimiento y deterioro del cuerpo, y podría explicar por qué los perros grandes suelen morir antes que los de menor tamaño. 


Los radicales libres acortan la vida de los perros grandes

Para verificar esta hipótesis, los investigadores Josh Winward y Alex Ionescu, de la Universidad Colgate, reunieron 80 muestras de tejidos de cachorros y de perros viejos recién muertos, de razas grandes y pequeñas. Aislaron células de estos restos y las cultivaron en laboratorio para analizarlas.   

Comprobaron que en las células de los perros adultos de los dos tipos, la producción de energía y de radicales libres estaba equilibrada. En las de las crías voluminosas, las cosas cambiaban: la tasa de radicales libres del oxígeno se disparaba, y los antioxidantes no podían frenarlos. (Una personalidad, un perro… ¿Qué razas son las más cariñosas?).

Esto sucede porque los cachorros de razas grandes poseen metabolismos rápidos que consumen una cantidad de energía muy superior a la de los ejemplares pequeños. Semejante desequilibrio produce daños celulares que se manifiestan en unos años y acortan la vida de los animales.

Hay otras razones que explican el envejecimiento canino, pero los radicales libres del oxígeno parecen jugar un papel clave. Según Winward, conocer cómo actúan estas moléculas servirá para desarrollar suplementos alimenticios con antioxidantes para los cachorros de razas grandes que eliminen los radicales antes de que hagan daño.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario