¿Por qué han condenado a Sarkozy a tres años de cárcel?

  • Sucesos
  • 02-03-2021 | 06:03
  • Escribe: Guillermo Vives

Sarkozy es el primer presidente francés que comparece ante un juez y es condenado por corrupción




Es una de las noticias del día, el expresidente francés Nicolas Sarkozy ha sido condenado a tres años de cárcel. ¿Qué ha hecho Sarkozy para merecer ese castigo?

La sentencia del Tribunal Correccional de París habla de "corrupción" y "tráfico de influencias". 



Según el fallo del tribunal, hubo un "pacto de corrrupción" entre el expresidente, su abogado Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert. Los tres han recibido la misma pena en la sentencia: tres años de cárcel.

Sarkozy se comprometió a ascender al juez Gilbert Azibert a un puesto de alto nivel en Mónaco en una conversación telefónica con su abogado Herzog. Azibert llevaba el caso Bettencourt, un escándalo familiar que acabó salpicando al propio Sarkozy.



De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, Sarkozy pretendía recuperar sus agendas incautadas mediante un pacto de corrupción con el juez movido por su abogado. La Justicia pudo conocer sus intenciones porque sus líneas estaban intervenidas por las sospechas generadas por la financiación de su campaña en 2007 con dinero del libio Muammar Khadafi.

Primer presidente francés ante un juez por corrupción

Luego, en 2014, Sarkozy y su abogado utilizaron móviles secretos porque sospechaban que sus conversaciones estaban siendo registradas y no deseaban ser descubiertos.



En Francia los cargos de corrupción y tráfico de influencias pueden ser castigados con una pena máxima de un millón de euros y 10 años de cárcel. Sarkozy es el primer expresidente de la República Francesa que aparece sentado en el banquillo de los acusados. Anteriormente Jacques Chirac fue juzgado y acusado por malversación de fondos públicos en su etapa de alcalde de Paris, pero no llegó a comparecer ante el juez por problemas de salud.

Pero los problemas de Sarkozy continúan. El próximo 17 de marzo tiene que comparecer por el juicio del caso "Bygmalion" referido a los gastos de su campaña presidencial de 2012, mientras se mantienen los cargos por la financiación con dinero libio de su campaña en 2007, por una indemnización pagada al exministro Bernard Tapie por un encargo sin concurso público y por las ventas de helicópteros a Kazajistán y de armamento a Pakistán.



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario