¿Por qué decir "gilipollas" cuando se puede emplear "carallot? El ayuntamiento de Valls enseña a sus niños a insultar en catalán

  • Cataluña
  • 01-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El dinero de los catalanes se emplea en estas cosas. Y luego se extrañan de que Madrid vaya como un cohete mientras la economía catalana se estanca.


¿Por qué decir "gilipollas" cuando se puede emplear el término "carallot"? Y lo mismo para "borde", "pringao" o "pava", para los que se debe utilizar "torracollons", "matat" o "figaflor". El ayuntamiento tarraconense de Valls se ha propuesto enseñar a los niños de la localidad a insultar en catalán.

En plena polémica de la Ley Celaá por la exclusión del castellano como lengua vehicular en Cataluña, el ayuntamiento de Valls, localidad famosa por sus calçots, ofrece una muestra de para qué quieren quedarse con el monopolio de la educación: para enseñar a los niños a insultar en catalán.


¡Atentado del Gobierno contra el castellano! "Palma de Mayorca": Así comunica el Gobierno de Sánchez

Este es el uso que en Cataluña pretenden hacer de la aberración que se ha producido aniquilando la presencia del castellano en las aulas. Con la nueva gracia concedida por Pedro Sánchez y su gobierno socialcomunista, ayuntamientos como el de Valls quieren convencer a sus niños de los imprudente que resulta insultar en castellano. Mucho mejor hacerlo en catalán.


Lo llaman "campaña de sensibilización linguística"

A eso lo llaman "campaña de sensibilización linguística" que tiene por finalidad "mostrar a los jóvenes que el catalán es bueno y válido para comunicarse en todos los registros” y que ha visto la luz con grandes carteles pegados en las paredes de la localidad en donde se ofrecen alternativas en catalán a insultos en castellano.

El dinero de los catalanes se emplea en estas cosas. Y luego se extrañan de que Madrid vaya como un cohete mientras la economía catalana se estanca.



La ONG del catalán pretende prohibir el castellano en los recreos... ¡¡Y el PSOE consiente esta aberración!!

La Concejalía de Educación y Política Lingüística de Valls sostiene que los jóvenes “recurren al castellano cuando quieren usar expresiones coloquiales o vulgares”. Claro, queda vulgar un insulto en castellano. En catalán es mucho más fino. Y dicen que la campaña “quiere ser un toque de atención para hacerles ver a los jóvenes que el catalán es bueno y válido para comunicarse en todos los registros”.

El ayuntamiento de Valls está en manos de Dolors Farré, de JxCat, el partido de Puigdemont. Y mientras Sánchez se arrodilla ante sus socios independentistas concediéndoles todo lo que le piden, en Valls van haciendo camino con su política linguística que aconseja a los niños catalanes dejarse de vulgaridades en castellano y que se limiten a insultar exclusivamente en catalán.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario