¡¡Ponen a la venta el yate Fortuna del rey Juan Carlos tirado de precio!! ¡¡Sólo 3, 9 millones!!

  • Famosos
  • 20-03-2019 | 08:03
  • Escribe: Guillermo Vives

El Fortuna fue comprado en el año 2000 por 18 millones de euros y su precio se ha ido rebajando hasta llegar a 3, 9 millones.


El popular yate Fortuna con el que surcó las aguas durante tantos años el Rey de España en sus vacaciones veraniegas en Mallorca está a la venta. El precio de salida fue de 10 millones de euros. Hace seis meses su precio era de 8 millones de euros. Hoy puede ser suyo por 3,9 millones y, regateando, incluso puede quedárselo por tres millones.

Se trata de una cantidad muy alta, efectivamente, pero una ganga para los navegantes pudientes, que saben que las prestaciones de este yate están muy por encima de los tres millones de euros. 


Alcanza los 125 kilómetros por hora

El yate Fortuna es propiedad de la naviera Baleària, que lo compró hace cinco años a Fundatur, tras ser devuelto por Patrimonio Nacional, por 2, 2 millones de euros, según informa Cierre Digital. El Fortuna es un poderoso yate cuyas tres turbinas y dos motores diésel le permiten alcanzar una velocidad de 68 nudos (125 kilómetros por hora). 

Los 3, 9 millones de su precio actual constituyen una ganga porque el barco costó en su momento nada menos que 18 millones de euros. Además la embarcación aporta el valor adicional de haber pertenecido a la familia real española, sobre cuya cubierta se pasearon desde Felipe VI hasta sus hermanas Cristina y Elena, así como Urdangarín y Marichalar y, por supuesto, Juan Carlos y Sofía.  Juan Carlos decidió desprenderse de él coincidiendo con su abdicación.


Tiene 42 metros de eslora

El barco no fue comprado por la familia real. Fue un regalo de los empresarios mallorquines que, con la ayuda de Govern Balear, apostaron en el año 2000 por adquirirlo para cederlo al rey Juan Carlos conscientes del reclamo que supondría para Mallorca la presencia del rey y su familia navegando por aguas mallorquinas. En 2014 el rey lo devolvió a sus antiguos propietarios, la sociedad Fundatur.

Y el objetivo se cumplió, Palma se convirtió todos los veranos en la capital paralela de España. Allí se concentraba toda la actividad vacacional de los empresarios, banqueros y gente de todo pelaje atraídos por la proximidad de la familia real durante el mes de agosto.

El Fortuna fue construido en alumnio y tiene 42 metros de eslora

 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario