Policías y guardias civiles: ¡El voto que nunca tendrá Pablo Iglesias!

  • Política
  • 26-04-2019 | 12:04
  • Escribe: Pablo Ruiz

Pablo Iglesias no pescará votos entre las fuerzas de seguridad: “Podemos nos ha vejado”




El líder podemita no tiene amigos ni votantes en la Policía Nacional ni en la Guardia Civil.

Cabe recordar que Podemos empezó a caminar protagonizando enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en el famoso 15M.



Además, en La Tuerka Pablo Iglesias tachaba a los agentes de violentos y de ser la arma de represión de los gobiernos contra los manifestantes del 15M.

Podemos se ha ganado -con las acusaciones de Rommy Arce, la postura con la brutal paliza a dos agentes de Alsasua y el apoyo a la ley de abusos policiales- la imagen de partido ‘antipolicía’. (Así conoció Casado a los mellizos de Iglesias)



Un antidisturbios que trabajó el 15M asegura que "nos vejaron. El movimiento nos pilló bastante desubicados, porque ninguno esperábamos que la manifestación durara más de tres horas o cuatro como mucho, que en ese tiempo habríamos dispersado a los radicales y cada uno estaría en su casa, pero no; hubo disturbios, tuvimos que repeler agresiones por las calles adyacentes a la puerta del Sol".

"Tras unas cuantas horas de disturbios, se plantaron en la puerta del Sol y los políticos les dejaron quedarse. Cada día se crecían más, porque veían que podían hacer lo que querían; se acercaban las elecciones y la actuación de los antidisturbios funciona siempre bajo criterio político", añade el policía.



"Nos agredían, nos orinaban encima..."

"Como había miedo a perder el sillón de la Moncloa, los dirigentes esperaron sin hacer nada; si la Policía fuera independiente y no estuviera mangoneada por el político de turno, aquello no hubiera pasado", critica. 

"Cada día había más indignados, cuando los realmente perjudicados eran los comerciantes, que no podían ni acceder a sus negocios, y los vecinos, que tenían que convivir con suciedad, borracheras, ruidos y hasta ratas; hubo incluso agresiones sexuales", recuerda.



"A cada servicio que teníamos que acudir vinculado a aquello, directamente asociado a Podemos, era denigrante para el policía; nos insultaban, nos agredían, nos orinaban encima... Pero la orden era siempre la misma: aguantad, aguantad", narra el policía. 

"Se percibía el odio que el colectivo tenía a la Policía; entre ellos estaba el hoy líder de Podemos diciendo barbaridades contra los agentes, como aún hoy se puede ver en Youtube", explica.

La ley vasca de abusos policiales

Fernando Trejo, portavoz de la Asociación Pro Guardia Civil, recuerda el brutal episodio de Alsasua: "Los de Podemos recibieron a los agresores y no hicieron ni caso a las víctimas”.

"Votaron a favor de la ley vasca de abusos policiales y para nosotros es una vergüenza que se pongan al mismo nivel las fuerzas de seguridad y los etarras", apunta.

Visto lo visto y escuchado lo escuchado, parece bastante difícil que Podemos rasque algún voto de los policías y guardias civiles.
 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario