Poli bueno y poli malo

  • Política
  • 11-07-2020 | 06:07
  • Escribe: Daniel Guerra

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias mantienen su acuerdo de Gobierno, y con él, su estrategia de 'divide y vencerás'.


Esta pandemia del coronavirus ha separado casi insalvablemente a los dos partidos que conforman el primer Gobierno de coalición de España.

Sin embargo, parece que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias mantendrán su pacto de Gobierno hasta agotar la legislatura, manteniendo una estrategia de 'divide y vencerás'.


Así pues, mientras el socialista mantiene un perfil de 'poli bueno', en el que prima la intención de diálogo y conciliación, Pablo Iglesias se mantiene en el otro extremo, siendo el 'poli malo', y haciendo las declaraciones más explosivas y polémicas del Ejecutivo socialcomunista, creando conflictos sobre cuestiones que el socialista no querría abarcar desde su posición de Presidente del Gobierno.

Desde el cuarto poder hasta la Corona de España

El líder de la formación morada lleva semanas cargando contra todo aquello que podría amenazar a su sistema ideológico, mientras que intenta escabullirse de las investigaciones sobre el ya famoso 'caso Dina' y su manipulación de la tarjeta de memoria de su ex asesora.


Por un lado, su enfrentamiento con los medios, destacando su particular duelo con Vicente Vallés, ha puesto de manifiesto que Iglesias no contempla apartar a los medios de comunicación de la polémica o de los insultos fáciles.

"Todos los poderes que configuran la estructura compleja de los sistemas democráticos tienen que ser objeto de crítica" se ha defendido, afirmando que entra dentro de la "naturalidad" insultar o criticar a los profesionales del 'cuarto poder'.



También ha aprovechado su posición Pablo Iglesias para cargar contra la Monarquía, utilizando las últimas investigaciones sobre las cuentas en Suiza del Rey emérito para abrir el debate "sobre la utilidad de la Monarquía".

Ante estas palabras, Pedro Sánchez ha actuado en tono conciliador, afirmando que Iglesias tiene su "máxima confianza", afirmando que no entrará a "valorar" los comentarios de los medios de comunicación, y enviando a la portavoz del Gobierno, Maria Jesús Montero, a calmar los ánimos. "Este Gobierno sempre va a rendir cuentas" ha afirmado la ministra de Hacienda. ("Lo inquietante y perturbador no es el Rey emérito sino la actitud del Gobierno")

Por su parte, Pedro Sánchez mantiene que dialogará, no sólo con todos los partidos de la oposición, sino también con el Gobierno independentista catalán, en busca de una estrategia común de diálogo que le permita, a él y a su socio, mantener la Moncloa cuatro años más, según lo acordado al comienzo de la legislatura.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario