Podemos no deja de hacer el ridículo: criminaliza al personal sanitario y provoca un terremoto

Podemos no deja de hacer el ridículo: criminaliza al personal sanitario y provoca un terremoto

28/12/2022

| Álvaro Jiménez

Facebook
Twitter

"No escapan al machismo de la sociedad", ha dicho Unidas Podemos sobre los ginecólogos, matronas y obstetras

El Ministerio de Igualdad, liderado por la podemita Irene Montero, está obsesionado con señalar a todo el mundo como culpable del machismo que hay en la sociedad. Sus últimas víctimas son los ginecólogos, matronas y obstetras, a los que acusa de "violencia obstetra", un supuesto maltrato que desde la óptica del feminismo radical sufre la mujer embarazada al ser juzgada, atemorizada, humillada o lastimada física y psicológicamente.

A través de la revista InMujer, que financia el Ministerio de Igualdad, se ha puesto en el foco al personal sanitario por este tipo de prácticas que generan un intenso debate en la sociedad. "No escapan al machismo de la sociedad", han dicho los podemitas sobre estos profesionales sanitarios.

El toque de atención de Felipe VI a Pedro Sánchez: el Rey de España lo dice alto y claro

La formación morada ha denunciado una violencia estructural e institucional "que emana de una cultura patriarcal que afecta a diversos ámbitos, incluyendo las ciencias médicas". Asimismo, Unidas Podemos lo ha equiparado a la violencia de género y ha dado lugar al nacimiento de asociaciones como 'El parto es nuestro'.

"La violencia obstétrica representa un abuso de poder por parte de las instituciones y de sus profesionales de la salud hacia la autonomía de la mujer", ha destacado la formación política presidida por Ione Belarra, que no deja de hacer el ridículo señalando a todo el mundo por un supuesto comportamiento machista cuando la realidad es que los sanitarios realizan su trabajo para ayudar, en todo lo posible, tanto a la mujer embarazada como a su futuro bebé.

"Hacen tactos vaginales sin permiso"

El Instituto de las Mujeres, organismo dependiente del Ministerio de Igualdad, se ha sumado a estos ataques contra el personal sanitario. En su caso, ha puesto el foco en que los médicos "hacen tactos vaginales sin permiso". Lo han compartido en la revistada citada anteriormente, que está financiada por el departamento que dirige Irene Montero.

Al igual que en el caso anterior, han hecho especial hincapié en la denominada "violencia obstétrica". "Visibilizar la violencia obstétrica, denunciarla y poner medidas para erradicarla es imprescindible para acabar con esta violencia física y psicológica que sufren de forma cotidiana tantas mujeres y bebés", han dicho.

"Estas prácticas constitutivas de violencia física, verbal y/o psicológica» son «ejecutadas por el personal sanitario en la atención al embarazo, el parto y el posparto", han señalado antes de dar algún ejemplo. Los podemitas han citado, por ejemplo, "que no se informe a la parturienta de los procedimientos que se le realizan, que no se le permita estar con un acompañante en las visitas de seguimiento del embarazo o en el parto, que se le falte al respeto y no se tenga en cuenta su opinión, que a la hora de parir le sean realizados tactos vaginales sin su permiso y por distintas personas, que le suministren fármacos y anestesia sin informarla, que haya estudiantes en el parto sin su consentimiento, que se le haga una cesárea innecesaria o que la separen del recién nacido sin motivo".

¡Brillantísimo zasca de Pérez Reverte a Gabriel Rufián!

Asimismo, denuncian a los médicos por "responsabilizar a la madre de ser la detonante" de una situación de "violencia obstétrica": "Se le dice que no empuja, no colabora, se queja demasiado, que por su culpa el parto no avanza y se le tiene que aplicar tal o cual maniobra… Con esta estrategia se busca atribuir a la parturienta la responsabilidad sobre lo que ha ocurrido o podría haber ocurrido. Las mujeres no sólo se sienten culpables por haber sufrido violencia obstétrica, sino que muchas veces son juzgadas y culpadas por las decisiones que toman", han sentenciado.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario