¡Pillado! Al hipócrita y malparido abogado de Ponsatí se le ve el plumero

  • Cataluña
  • 07-02-2019 | 07:02
  • Escribe: Pablo Ruiz

Ameer Anwar, el abogado de la exconsellera de Enseñanza Clara Ponsatí, ha quedado retratado como un hipócrita




El abogado de Ponsatí se opuso en 2012 a que retransmitieran en directo los juicios en Escocia para no “presionar a los jueces o abogados en su trabajo extremadamente difícil”, según sus propias palabras.

Sin embargo, ahora Ameer Anwar está llevando a cabo la estrategia opuesta en España criticando y presionando al Tribunal Supremo en el juicio del 1-O.



¿Es posible defender una cosa y la opuesta? Sí, aunque únicamente si eres un abogado hipócrita que defiende a una golpista como Ponsatí.

“Los medios no deben presionar a los profesionales de la justicia”

“Los medios no tienen un interés público genuino y no deben presionar a los profesionales de la justicia”, declaraba Anwar hace unos años cuando le interesaba.



Sus argumentos en el pasado reciente contrastan con el posicionamiento que mantiene en España con su exposición mediática a la hora de criticar a la justicia española respecto al juicio a los golpistas.

“Los tribunales no deben ser dictados por la opinión pública”, predicaba en 2012, y ahora hace lo opuesto. 



“La indignación pública sobre lo que debería suceder en ciertos casos no debería traducirse en presión para los jueces o abogados cuando están haciendo lo que ya es un trabajo extremadamente difícil”, abundaba por aquel entonces, unos argumentos que retratan al abogado de Ponsatí como un hipócrita oportunista.

“Si se permiten cámaras en los Juicios del Tribunal Superior sin limitaciones, hay una peligro real de que triunfen en trivializar los procedimientos, que serán reducidos al caso O.J. Simpson. No hay manera de evitar el hecho de que, si el caso está cubierto en STV, Canal 4 o la BBC con las mejores intenciones hablaremos de entretenimiento en horario de máxima audiencia”, apuntaba el letrado de origen paquistaní.



Además, cabe recordar que el defensor de Ponsatí fue juzgado por desacato en 2008: fue acusado de atacar al jurado del Tribunal Superior de Justicia después de que condenaran a uno de sus clientes por terrorismo…

En definitiva, la golpista Clara Ponsatí se ha puesto en manos de un malnacido.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario