Pere Aragonès envía un 'regalo envenenado' a Sánchez por Navidad: "no renunciaremos a la independencia"

  • Cataluña
  • 27-12-2021 | 10:12
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El president de la Generalitat ha aprovechado su discurso navideño para 'blindar' de nuevo al catalán en las escuelas.


A pesar de la aparente buena sintonía entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña liderada por Pere Aragonès, los republicanos catalanes no parecen estar dispuestos a abandonar el desafío contra el Estado español, por muchas promesas que Pedro Sánchez haga de forma pública y privada a los partidos nacionalistas catalanes.

Algo que ha demostrado el propio president de la Generalitat este domingo, adelantando el tradicional discurso de Navidad del president de la Generalitat, programado para el 30 de diciembre, y aprovechando este primer discurso navideño de su puño y letra para demostrar que su partido, y por tanto, su Gobierno, mantienen una clara apuesta por conseguir la independencia de Cataluña a cualquier coste.



"De la misma manera que no estamos dispuestos a renunciar a la resolución democrática del conflicto político, tampoco estamos dispuestos a renunciar a la independencia de Cataluña" ha destacado el president, advirtiendo que, de "encallar" la mesa de diálogo con el Gobierno español, el independentismo comenzará "a construir alternativas". 

Inaudito: los mismos que niegan el adoctrinamiento de TV3 acusan a Ana Rosa Quintana



Palabras con las que el republicano ha exigido a Sánchez "ofrecer una respuesta" para la "resolución del conflicto" entre España y Cataluña a través de la mesa de negociación; una resolución que, para Aragonès, pasa obligatoriamente "por el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía".

"2022 debe ser el año en el que empecemos a desbloquear el conflicto con el Estado. Debe ser el año en el que la negociación con el Estado avance y empiece a aportar resultados tangibles" ha advertido el republicano.



En defensa de la escuela catalana

Sin embargo, la defensa de la autodeterminación e independencia de Cataluña no ha sido el único mensaje que el president de la Generalitat ha querido transmitir en este supuesto discurso navideño.

Así pues, el republicano también ha querido hacer hincapié en otra de las obsesiones independentistas: la defensa de la escuela catalana, y con ella, la inmersión lingüística. 



Un tema para el que ha aprovechado una puesta en escena que, ya de por sí, lanza un claro mensaje de desafío ante la sentencia del Supremo: así pues, Aragonès ha escogido una clase de la escuela Roselló Porcel de Santa Coloma, la primera que aplicó la inmersión en 1983, para dar su discurso navideño.

Nueva demostración de la decandencia indepe: tres institutos desobedecerán al Supremo

"Debemos potenciar la escuela. Su modelo lingüístico, su capacidad de cohesión y de generar oportunidades" ha defendido el republicano "Porque, sin ningún tipo de dudas, es el núcleo de la nación catalana".

Palabras con las que, a pesar de no pronunciarse sobre las sentencias que obligan a la escuela catalana a ofrecer parte de los estudios en castellano, Pere Aragonès ha mostrado una actitud desafiante ante el uso del castellano en las escuelas, avisando con que su Ejecutivo se encuentra trabajando "con toda la energía y la decisión para asegurar que la lengua catalana continúa jugando un papel neurálgico en el sistema educativo de Cataluña".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario