Peor que una infidelidad: Kiko Rivera ha humillado como nunca a su mujer, Irene Rosales

  • Famosos
  • 06-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Eva Martín
El DJ, hijo de Isabel Pantoja, es un mentiroso compulsivo y ha permitido que su mujer quede de la misma manera en 'Viva la vida'


Kiko Rivera es un mentiroso compulsivo, ya no cabe la menor duda. Nunca se puede saber con certeza cuándo dice la verdad y cuándo está vendiendo penas. El mejor ejemplo lo tenemos en la diferencia de declaraciones durante la emisión del programa Planeta Calleja de este domingo y lo que dijo hace unas semanas durante su paso por Sábado Deluxe. Ni él mismo se aclara sobre si ha recaído o no en su adicción a las drogas.

La adicción a las drogas de Kiko Rivera ha sido un asunto recurrente del DJ para dar pena en televisión desde que lo contó por primera vez públicamente en Gran Hermano Dúo. Desde entonces, cada vez que las cosas se han torcido en su vida por el motivo que sea ha utilizado este asunto para ganar dinero, concediendo entrevistas y 'jugando' con una posible recaída que ni siquiera sabemos si ha existido o no.



Antonio David arrastra por el suelo la dignidad de Carlota Corredera: la mayor humillación de su vida

Parece que no lo sabe ni él, a tenor de que el pasado 14 de noviembre en Sábado Deluxe negó haber sufrido una recaída mientras que a Jesús Calleja, durante la grabación de 'Planeta Calleja' hace meses, le confesó que volvió a consumir drogas después de su guerra con Isabel Pantoja. ¿En qué quedamos? ¿Cuál de las dos versiones es la que debemos creernos?



No está claro si ha mentido porque sí o lo ha hecho para intentar ocultar su recaída a su entorno más cercano, incluso a su esposa, Irene Rosales. Y es que esta aseguraba este mismo sábado en Viva la vida que Kiko Rivera no ha recaído en ningún momento en las drogas. O estaba mintiendo o vive engañada. En cualquiera de los dos casos, la humillación para ella es terrible, peor todavía que una infidelidad.

Kiko Rivera ha humillado a Irene Rosales

Permitir que Irene Rosales haya pronunciado estas palabras en su programa sabiendo lo que él mismo le había contado a Jesús Calleja y que el programa iba a emitirse este mismo domingo supone una afrenta brutal a su propia mujer. Si ella conocía la recaída, debería haberla avisado de que a Jesús Calleja sí que se lo contó para evitarle el ridículo.



En cambio, si Irene Rosales no sabía nada, Kiko debería haber tenido la confianza con su mujer y el valor de reconocer su error ante ella antes de que lo viera en televisión, porque ahora puede ser todavía peor. En cualquiera de ambas situaciones, la ha dejado en una posición muy incómoda y su matrimonio puede resentirse una vez más.

"Justo cuando pasó esto con mi madre tuve una recaída. Me refugié en la cocaína nuevamente. Estoy en ello, al final somos débiles y la droga destroza al débil. Lo peor es pensar en la mañana siguiente, en cómo me siento, el levantarme y que mis hijas vean algo que no pueden ver y menos de su padre", explicó Kiko Rivera entre lágrimas.



Belén Esteban, furiosa como nunca, se enzarza con Susanna Griso y la amenaza públicamente

Esta revelación puede marcar un antes y un después en el matrimonio del hijo de Isabel Pantoja, ya que Irene Rosales le dio un ultimátum en el pasado para que dejara de consumir drogas amenazándole con el divorcio.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario