¡Pensión de Molt Honorable VIP! Torra se va con el riñón bien cubierto

  • Cataluña
  • 29-09-2020 | 09:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Torra ya era el político mejor pagado de España, ahora percibirá 122.400 euros durante 14 meses sin dar un palo al agua y a partir de los 65 años una pensión vitalicia de 91.800 euros


A Quim Torra le han salido muy rentables los 28 meses que ha estado al frente del Govern de la Generalitat obedeciendo las órdenes cursadas por Puigdemont con el mando a distancia. Le queda una pensión de VIP con la que podrá vivir a cuerpo de rey el resto de sus días sin dar golpe.

Un sueldo de 153.235 euros, el más alto de España

Torra ya tenía el dudoso honor de ser el presidente de comunidades autónomas y el cargo político en general con el sueldo más alto de España. Cataluña siempre más. Y su presidente también. Torra percibía hasta el día de ayer, en el que fue inhabilitado por el Tribunal Supremo, un salario de 153.235,50 euros. No le fue mal a él la situación de "represión" en la que vive Cataluña.


Durante los próximos 14 meses, la mitad del tiempo en el que ha ejercido su cargo, Torra seguirá cobrando el 80% de esa cantidad. Y luego se quedará en el 60% como pensión vitalicia cuando se jubile a los 65 años.

¡¡Torra y sus compinches se suben el sueldo!! Lo primero es lo primero


Es decir, durante los próximos 14 meses percibirá un sueldo de 122.400 euros sin dar un palo al agua. España, y también Cataluña, sufre el azote de la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, pero los efectos de la recesión económica ni alcanzarán ni salpicarán al "Molt Honorable" Quim Torra.

91.800 euros anuales como pensión de jubilación

Para eso sirven los impuestos de los ciudadanos, que también correrán con los gastos de la oficina que la Generalitat pondrá a disposición de Torra para que se entretenga allí y dé de comer a tres empleados que estarán a su servicio, también pagados por la ciudadanía, así como el chófer que guiará sus pasos, el coche oficial y el coste que supongan las medidas de seguridad en torno a su persona.



Como referencia, la oficina del expresidente Artur Mas le supuso a los catalanes un coste de 30.221 euros el pasado año. Puigdemont, por su parte, fue más caro. La Generalitat tuvo que pagar en 2019 41.134 euros por su oficina de expresident, sin contar los costes de personal, seguridad y mantenimiento.

Una vez jubilado a los 65 años (ahora tiene 58 años), Torra cobrará una pensión vitalicia de 91.800 euros. Una bicoca. Y en nada emborronarán su historial y sus merecimientos para acceder a pensión tan lucrativa los hechos que han llevado a la justicia a inhabilitarle para el ejercicio de cualquier cargo político. Porque en Cataluña, los jerifaltes del independentismo sí están por encima de la ley.

 

 

 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario