Pelea multitudinaria y salvaje en una comunión por culpa de la música

  • Sucesos
  • 15-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Gonzalo Palacios
Lo que estaba siendo una celebración divertida en un banquete de cuatro comuniones, se convirtió en una batalla campal


Las comuniones son celebraciones religiosas y tranquilas en las que los protagonistas son los niños. Sin embargo, no siempre es así ya que en algunas ocasiones termina en enfados, broncas y hasta batallas campales.

Es lo que ocurrió en Gandía (Valencia) hace tan solo unos días. Lo que estaba siendo una celebración divertida en un banquete de cuatro comuniones, se convirtió en una batalla campal entre dos familias que estaban de comunión.



La extraña criatura avistada en un zoológico: piden ayuda para identificarla y localizarla

Miembros de las dos familiares comenzaron con agresiones durante la celebración de las comuniones y dejaron un saldo de seis personas heridas, una de ellas con varios puntos de sutura en la cabeza por un fuerte golpe.



El origen de esta batalla campal radica en un cambio de música del local. Según fuentes consultadas por El Periódico, los hechos ocurrieron alrededor de las 8 de la tarde del pasado domingo en un restaurante de Gandía, el restaurante San Marcos.

El cambio de música provocó insultos y forcejeos que fueron yendo a más hasta alcanzar las agresiones y los golpes salvajes. Parte de culpa de esta batalla campal está en el consumo de bebidas alcohólicas.



Los niños e invitados que no participaron en la pelea se mostraron avergonzados por la situación que estaban presenciando. De hecho, fueron los que llamaron a las autoridades policiales y servicios de emergencia.

8 unidades de la policía

Tres patrullas de la Policía Local y otras cinco de la Policía Nacional se personaron en el lugar de los hechos. Los agentes tuvieron que hacer uso de la fuerza para separar a las personas que se estaban peleando.



El 'crimen perfecto' que desespera a la policía: el terrible y brutal asesinato de Déborah Fernández

Resultó ser una pelea tan multitudinaria, que no solo los agentes de la policía intervinieron, sino que también se desplazaron al lugar de los hechos profesionales de emergencias médicas. Uno de los heridos sufrió cortes en varias partes del cuerpo, como en la cabeza, oreja y cuello debido a que le rompieron un vaso en esas zonas. La policía detuvo al presunto agresor.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario