Pelea de gallos en Sálvame: Antonio Montero se ha ganado un peligroso enemigo

  • TV y Cine
  • 11-11-2020 | 09:11
  • Escribe: Blanca Torres

Antonio Montero decide que Kiko Matamoros no vaya la semana que viene a trabajar a Sálvame


Antonio Montero se ha convertido en el tercer participante de la sección 'Quiero Dinero' de Sálvame. Después de Chelo García Cortés y Antonio David, le ha llegado el turno al paparazzi. Además de responder a diferentes preguntas personales bastante comprometidas, el colaborador tuvo que elegir a uno de sus compañeros para quedarse en casa sin trabajar (y sin cobrar) durante una semana.

Sorprendentemente, la elección del periodista fue Kiko Matamoros. ¿Su explicación? Cree que necesita vacaciones porque últimamente se duerme en el programa.


La hija secreta de Ortega Cano enfanga como nunca a Antonio David en 'Quiero Dinero'

"Tienes que elegir a uno de los compañeros que aparecen en el pantallón para que no venga a trabajar la semana que viene", proponía Jorge Javier Vázquez.


"Kiko Matamoros", dijo de inmediato. "Lo he hecho por cariño, el otro día dijo que Chelo le eligiera él porque le venían bien unas vacaciones, y yo también lo creo. Le he visto cansado últimamente, se duerme en el programa y yo creo que le viene bien".

Kiko Hernández cree que le sentará mal

"Cuando dices eso y luego te haces todos los programas de lunes a domingo...", decía Kiko Hernández. "Te va a montar un pollo".



A pesar de que Antonio Montero habitualmente solo va una vez por semana a Sálvame, esta semana acudirá todos los días mientras esté participando en 'Quiero Dinero'. De este modo, se verá las caras con Matamoros y podremos comprobar si realmente Kiko quería esas vacaciones o si se ha tomado a mal la decisión de su compañero.

Chantaje con unas fotos comprometidas

Por otro lado, Antonio Montero también respondió a una pregunta sobre unas fotos comprometidas que le dejaron en el buzón de su casa en 1996, una época en la que él se encargaba de hacer seguimientos a miembros de la Casa Real. A pesar de todo, Montero no sabe quién fue la persona que hizo llegar las imágenes a su domicilio.

El periodista admitió que sufrió una fuerte crisis personal en aquel tiempo debido a la aparición en su vida de una mujer que hizo tambalear su matrimonio. Unas fotos en un restaurante con esa mujer acabaron en manos de Marisa Martín-Blázquez, su mujer. Finalmente, Antonio Montero decidió quedarse con su esposa en lugar de iniciar una relación extramatrimonial, pero las fotos pudieron haber acabado en divorcio.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario