Pedro Sánchez hace el ridículo como nunca y se ve obligado a parar su mitin

  • Política
  • 21-07-2022 | 21:07
  • Escribe: Enrique Sanz
El presidente del Gobierno cae en la trampa de su propio ego otra vez


Pedro Sánchez se encuentra actualmente en Andalucía en visita oficial, haciendo uso de su cargo de presidente del Gobierno y fingiendo preocuparse de una parte de los españoles que peor lo está pasando con esta ola de calor insoportable que asola nuestro país desde comienzos del mes de julio. El máximo mandatario español, sin embargo, es víctima de su propia ignorancia nuevamente.

El líder del Partido Socialista ha acudido a Andalucía, una de las Comunidades Autónomas más calurosas de España, con un atuendo poco recomendable para la temporada veraniega, lo que ha provocado que deba detener varios mítines que ha realizado a lo largo y ancho del territorio andaluz debido al sofocante calor que ha atenazado al propio político y a los asistentes del evento.



La indumentaria escogida por Pedro Sánchez no es otra que camisas de manga larga, que no son precisamente la vestimenta ideal cuando las temperaturas más bajas de las localidades por donde el presidente del Gobierno se mueve son de 30 grados a la sombra en horas valle donde se supone que la incidencia del sol y del calor no es tan intensa. 

Sin embargo, amigo eterno del postureo y de aparentar lo que no es, el presidente del Gobierno ha seguido adelante con su elección de vestuario hasta que ha tenido que detener uno de sus mítines en una localidad almeriense debido al extremo sudor que afectaba al propio presidente del Gobierno y a algunos de los asistentes a dicha arenga ofrecida por el líder socialista.



Con la inocente frase "Se me había olvidado el calor de Andalucía... y el de Almería en particular", Sánchez parecía reconocer su tremendo error. En ese momento, la audiencia, que también estaba sufriendo y soportando de cualquier manera posible los perniciosos efectos del sofocante calor andaluz, no ha tenido otra salida que reír ante la ocurrencia de Pedro Sánchez, que siendo presidente del Gobierno afirma haberse "olvidado" de las extremas condiciones climáticas en una de las Comunidades Autónomas más afectadas por el calor siempre que llega la época estival a nuestro país.

Es por eso que Pedro Sánchez, visiblemente afectado por el calor y el sudor que estaba llegando a empapar las mangas de su camisa, ha tenido que cometer uno de los actos más bochornosos de la política española y detener el mitin durante varios minutos con el objetivo de buscar un vestuario más apropiado para el calor imperante en Andalucía, ofreciendo al mismo tiempo un pequeño descanso a los asistentes de tanta palabrería vacía del aliado de comunistas e independentistas que se aferra al Gobierno como puede. 



Durante la pausa del mitin, el resto de dignatarios políticos también ha aprovechado para refrescarse y tomar aire para afrontar la última fase del mitin, de igual forma que la audencia aprovechaba para relajarse y desconectar de las insulsas proclamas del presidente del Gobierno a golpe de abanico. Durante el resto del mitin, Sánchez ha intentado convencer a los presentes de que sigan confiando en un presidente que ha vendido el país a comunistas e independentistas a cambio de un poco de poder y la posibilidad de expandir sus oscuros tejemanejes más allá de las fronteras de nuestro país.

Como si el sofocante calor andaluz no fuera ya suficiente, el presidente del Gobierno ha tratado de imponer un nuevo castigo para los ciudadanos que han tenido la desgracia de acabar en aquel acto del líder socialista en el que ha quedado patente que no tiene límites a la hora de hacer el ridículo.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario