Pedro Sánchez ha traicionado a uno de los mejores amigos que hizo en la mili

  • Política
  • 25-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El presidente deja en la estacada sin pudor alguno a esta persona


El pasado de Pedro Sánchez persigue al presidente del Gobierno hasta en los asuntos más inesperados. Aunque pueda parecer todo lo contrario, Sánchez ha tenido desde temprana edad una fuerte vinculación con la Casa Real que hace que la traición a esta institución se amplifique y sea todavía más grave de lo que ya es.

El primer punto de vinculación del presidente del Gobierno con la Casa Real es la reina consorte Letizia Ortiz. Ambos estudiaron juntos en uno de las instituciones educativas más prestigiosas de Madrid, el instituto público Ramiro de Maeztu, conocido por su carisma diferente a la hora de afrontar estos años de formación académica y donde acuden los retoños de las élites madrileñas y españolas para formarse y sentar las primeras piedras de su futuro.



Pero la otra conexión con la Casa Real lo aleja directamente del ámbito educativo y lo sitúa en un evento que se había convertido en obligatorio para todos los españoles: el servicio militar. Efectivamente, Pedro Sánchez también hizo 'la mili', pero su experiencia en el Ejército español fue completamente diferente a la del resto, puesto que tuvo la suerte de coincidir con otro español llamado a filas realmente especial.

Allí conoció a Alfonso Zurita, con quien compartió destino: Cáceres. Zurita no era un desconocido por aquel entonces, puesto que todo el mundo sabía que era hijo de Margarita de Borbón. Esta relación de parentesco con la Casa Real colocaba a Zurita en una posición comprometida en el servicio militar, puesto que era nada más y nada menos que el primo del entonces príncipe Felipe.



La relación con Zurita se ha mantenido hasta estos días, en los que Pedro Sánchez ha traicionado la confianza que el primo de Felipe VI depositó en él cuando se conocieron haciendo 'la mili'. Los constantes ataques del independentismo y quienes desean romper España, permitidos a todas luces por un Pedro Sánchez que no presta atención a la realidad política, han dejado en la estacada a Zurita y a toda la institución monárquica, que se suponía que debía ser defendida por el propio Gobierno de nuestro país.

Esta nueva muestra de apatía con respecto de las instituciones de nuestro país no debería tomar a nadie por sorpresa, especialmente tomando en cuenta que Sánchez está tratando de fomentar la pérdida de afecto de los españoles hacia gran parte de los organismos y personas que forman parte esencial de la vida pública y política de nuestro país.



Esta traición a la Casa Real, permitiendo los ataques del independentismo y la ultraizquierda, es solo otra mancha más en su carrera política, que está sembrada de momentos oscuros que están llevando a España al borde de una crisis absoluta. Las diferentes elecciones regionales, celebradas en los últimos meses, son un aviso de lo que podría pasar en los comicios generales del próximo año: la derrota de Sánchez podría ser total y obligar al exjugador de baloncesto a retirarse de la política de forma indefinida.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario