PD: David Jiménez utilizó su posición como director de El Mundo para beneficiar a su hermano abogado

  • Medios
  • 17-06-2019 | 06:06
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Su hermano Daniel Jiménez se pasea por las televisiones sentando cátedra de periodismo.




David Jiménez, autor del libro ‘El Director’ y exdirector de El Mundo, utilizó su posición dentro del citado medio de comunicación para beneficiar a su hermano abogado.

Así lo ha hecho saber Periodista Digital, que ha quitado la máscara al ‘incorruptible’ periodista que se enfrentó a los amos del dinero. (La venganza de El Mundo contra David Jiménez por su polémico libro)



La misma fuente ha asegurado que David Jiménez utilizó las páginas del diario El Mundo para favorecer los intereses del despacho de abogados en el que trabajaba su hermano Daniel Jiménez García.

En octubre de 2015, desde el suplemento LOC acusó a los hermanos del famoso arquitecto Joaquín Torres, Julio y Maite Torres, de haber orquestado una estafa a ‘celebrities’ que habían invertido en la empresa energética New Meloil. (Risto Mejide forma parte de las cloacas del periodismo: un informe manipulado y con sospechosas omisiones)



Según una denuncia, su hermano Julio Torres habría captado inversores para la construcción de la planta, desviando después el dinero a empresas familiares, dejando la planta de New Meloil abandonada y sin terminar. 

En la nota, Marisa Recuero no facilitaba el nombre del querellante y puso una larga lista de nombres de famosos que no eran víctimas de una estafa. La realidad, tras una investigación, es que el denunciante era cliente de Daniel Jiménez. (La traición de Vasile, capo de Mediaset, ensuciando con alevosía los currículums de los periodistas de El Mundo)



El cura de los nobles

Unos meses antes, el 20 de julio de 2015, David Jiménez puso el foco en José Luis Montes Toyos, párroco de la Real Parroquia de San Ginés de Madrid, acusado de un delito de blanqueo de capitales y otro contra la Hacienda Pública por llevarse, supuestamente, dinero a una cuenta a Suiza a su nombre.

Según Marisa Recuero, se le investigaba por un presunto blanqueo de capitales vinculado a la expropiación de una finca en Madrid que fue propiedad de las hermanas Carmen y Blanca Roca de Togores. Pablo Benjumea, hijo de la primera de ellas, presentó la denuncia y era cliente de Daniel Jiménez.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario