Pau Guix (Dolça Catalunya) y sus 20 claves para combatir el nacionalismo

  • Cataluña
  • 08-12-2019 | 08:12
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Ideas de escritores anónimos para que el ciudadano catalán pierda el miedo a los independentistas.


Dolça Catalunya está compuesto por 36 personas.

36 ciudadanos anónimos que se han convertido en un altavoz de la 'resistencia' al independentismo radical catalán.


Así lo afirma Pau Guix para Periodista Digital, actuando como imagen y representación del grupo anti-nacionalista. 

Sin financiación de ningún organismo público, y sin estructura de empleados, estos voluntarios han decidido mostrar objetivamente al mundo la realidad del daño que hace el nacionalismo dentro de Cataluña.


Y lo han hecho a través del libro "Dolça Catalunya. Tenemos un problema. Se llama nacionalismo. Lo vamos a superar"; una 'hoja de ruta' para el ciudadano catalán de a pie para poder luchar en su día a día contra el supremacismo de los radicales. 

Algunas de sus iniciativas más llamativas

Dolça Catalunya estuvo detrás del movimiento ciudadano de agradecimiento a los Policías Nacionales que se enfrentaron a los CDR en las calles de Barcelona, y les enviaron flores y regalos.



También han sido los responsables de destapar la cena del ministro de Interior Marlaska, en 'Válgame Dios', mientras las calles catalanas ardían por culpa de los radicales separatistas. También destaparon los gintonics de los líderes separatistas en una terraza de lujo barcelonesa mientras denunciaban un "Estado de Excepción". 

Dolça Catalunya también ha luchado para que grandes compañías como Repsol, Lidl o McDonalds hayan incluído el castellano en su cartelería. Lo mismo sucedió en las publicidades  de Adidas. 

Trabajan con apodos

Dolça Catalunya son "un grupo heterogéneo de catalanes de todas edades y condición". Sin embargo, no se dan a conocer, escribiendo a través de apodos. 

Pero no es una medida que tomen por miedo, sino porque quieren seguir siendo ciudadanos anónimos. (Supremacismo indepe en TV3: "No es lo mismo decir democracia en catalán que en castellano)

"Tienen derecho a vivir tranquilos sin que les violenten con escraches físicos, persecuciones en las redes o amenazas telefónicas a sus familias" - afirma Álex Rosal, el editor del libro - "No quieren ser señalados en sus vecindarios al estilo nazi, cuando las SS marcaban con pintura las casas de los judíos". 

"No nos engañemos, lo que se vive en Cataluña no es normal. Y mostrarte públicamente como dolço te asegura problemas de todo tipo. También laborales. Ellos no desean protagonismo político porque lo suyo es la vida sencilla y normal, de la calle [...] Los dolços nacieron para poner el foco en el nacionalismo, no en ellos; para juzgar ideas, no personas, y así quieren seguir". 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario