Para racismo, el de Esquerra Republicana

  • Cataluña
  • 12-06-2020 | 23:06
  • Escribe: Redacción

Esquerra Republicana ha aprovechado la muerte de George Floyd para etiquetar a España como un país racista




La formación independentista Esquerra Republicana ha aprovechado la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Estados Unidos para atacar a España y etiquetarla de racista.

La diputada de Esquerra Marta Rosique ha explicado, esta misma semana, que la policía española "mata por racismo". Ahora, el diputado de Ciudadanos, Guillermo Díaz,le ha dado un soberano repaso. (¡Hasta aquí podíamos llegar! ERC acusa a la Policía de matar por racismo... ¡y se monta la bronca en el Congreso!)



Díaz ha comenzado su intervención mostrando un cartel del Estat Català, donde se puede leer “paremos la inmigración“, y el diputado naranja ha recordado que esta facción está integrada en Esquerra. 

El diputado naranja ha sacado un segundo cartel firmado por Nosatres Sols, que se acabó integrando en Esquerra, en la que demuestra que el partido republicano es racista. "Conservemos nuestra etnia. Fuera los españoles".



Guillermo Díaz también ha atizado al fallecido Heribert Barrera, uno de los ex líderes de Esquerra Republicana, por decir en su día que "en América los negros tienen un coeficiente inferior a los blancos".

Tampoco se ha olvidado de Oriol Junqueras, al que ha dado otro 'palo' por asegurar que "los españoles tienen más proximidad genética con los portugueses que con los catalanes". (Ciudadanos denuncia el racismo que invade al independentismo catalán)



La tradición racista de ERC

Desde que se fundó el partido independentista, ha habido razones para pensar que Esquerra Republicana es una formación política racista. Hay varias muestras de ello.

"Si nos dejamos absorber por esta afluencia continua de inmigración, corremos el peligro de que la cultura catalana sufra un gran golpe, como ocurre siempre que hay mezclas de raza. Cuando las razas se mezclan, no producen nada, no hacen avanzar la cultura, no crean nada propio", dijo Pere Rosell i Vilar en 1933 en un discurso en el Parlament ante la llegada de ciudadanos extremeños y andaluces a Cataluña.



Rosell, en obras como Diferències entre catalans i castellans: les mentalitats específiques (1917) o La raça (1930), defendía que "la raza ha de mantenerse pura" y que la “lengua catalana puede adquirirse, pero la mentalidad no”.

Sobre todo, su odio va encaminado a los castellanohablantes y a toda persona que apoye al Estado español aunque en algunas ocasiones han ido más allá como es el caso de las declaraciones de Heribert.

Heribert no quería inmigrantes en la comunidad autónoma y muestra de ello es la frase citada a continuación: "A mí me gustaría una Cataluña como la de la República: sin inmigrantes".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario