Pánico en un bar de Madrid: un menor entra con una pistola y se lía a tiros

  • Sucesos
  • 09-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
Este incidente podría estar relacionado con un conflicto de bandas juveniles


Todo parecía marchar con relativa normalidad en una pequeña sidrería de Madrid del cosmopolita barrio de Chueca hasta que, sin previo aviso, un menor ha entrado portando un arma de fuego y ha comenzado a disparar contra el camarero presente en el local. El pánico ha sido inmediato, y la Policía Nacional no ha tardado en personarse en el lugar de los disparos.

Las fuerzas del orden han detenido al autor del fogueo, que afortundamente no ha dejado ninguna víctima. Desde su detención, muchas han sido las hipótesis que han manejado los investigadores, quienes finalmente han concluido que se trata de una agresión realizada en el marco de una guerra entre las bandas juveniles que pueblan la clandestinidad de la capital española.



El atacante estaba acompañado por otro sujeto, del que apenas se conocen detalles. Al estar implicado en el ataque y facilitar al menor el arma de fuego con el que este se llevó a cabo, está siendo buscado activamente por la policía, mientras otros investigadores buscan diferentes nexos de unión entre alguna banda juvenil en concreto y el menor detenido, acusado de homicidio en grado tentativo.

El camarero de la sidrería era el claro objetivo de la violenta irrupción en el local. Entraron, dispararon dos veces contra aquella persona y salieron rápidamente del local para darse a la fuga. Afortunadamente, no hubo que lamentar ninguna víctima, puesto que el objetivo de las balas logró esquivar los disparos a tiempo y refugiarse detrás de una superficie segura.



En su huida, el menor fue detenido por dos agentes de Movilidad, quienes lo reconocieron al instante por los avisos emitidos por las centrales de la policía y lo redujeron, conduciendo a su detención por las fuerzas del orden. Los investigadores imputan al joven un delito de homicio en grado de tentativa, puesto que tenía la clara intención de asesinar a su objetivo, pero finalmente no pudo consumar el horrible crimen.

Con todo, la hipótesis de que se trata de un hito más en un largo conflicto entre bandas juveniles ha despertado el interés de la división especializada en este tipo de delincuencia de la Brigada Provincial de Información, una unidad de élite de la Policía Nacional. La capital está siendo uno de los focos recientes y más habituales de este tipo de delincuencia, por lo que las fuerzas del orden se han visto obligadas a redoblar sus esfuerzos en prever y detener este tipo de delitos antes de que se produzcan.



Algunos de los delitos más recientes cometidos en la capital involucran a dos bandas juveniles de sobra conocidas por las fuerzas policiales, que todavía no han podido dar con sus máximos líderes e ideólogos para poder desarticularlas correctamente y poner fin a dos décadas de violencia de manos de los Dominican Don't Play y los Trinitarios

Facebook Twitter

Deja tu Comentario