Pakito, el histórico jefe asesino de ETA, sale de la cárcel antes de tiempo

  • Política
  • 12-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Guillermo Vives

Estaba condenado a 55 años de cárcel por inducir al asesinato. Y sale libre sin llegar a cumplir 28 años de prisión


Francisco Mújica Garmendia, alias 'Pakito', el histórico jefe de ETA que fue detenido en la operación de Bidart en 1992 saldrá este viernes de la prisión de Zuera (Zaragoza). Pakito ha obtenido este trato de favor después de haber adelantado unos meses su liquidación de condena.

El histórico dirigente de ETA liquidaba su condena en 2021, pero solicitó un nuevo cálculo en la Audiencia Nacional, motivo por el que se ha adelantado su salida de prisión.


'Pakito' fue detenido el 29 de marzo de 1992 en la operación en Bidart donde se asestó el primer golpe a la cúpula de ETA formada por este etarra, José Luis Álvarez Santacristina, 'Txelis', y José María Arregui Erostarbe, alias 'Fiti'.

El exjefe etarra se había desvinculado tiempo atrás de la línea oficial de los presos de ETA, antes de su desaparición, motivo por el que fue expulsado del colectivo.


Condenado a 55 años de cárcel

La Audiencia Nacional había condenado Francisco Múgica Garmendia, ''Pakito'' a 55 años de cárcel por inducir al ''comando itinerante'', compuesto en 1989 por Henri Parot y Jacques Esnal, a asesinar a algún miembro del Ejército en Madrid. En cumplimiento de estas órdenes, el comando asesinó el 17 de noviembre de 1989 al teniente coronel de Artillería José Martínez Moreno y provocó heridas a un soldado.
La sentencia condenaba a ''Pakito'' a 30 años de cárcel como autor de un delito de asesinato consumado, y a 25 años como autor de un delito de asesinato frustrado. Este etarra fue extraditado por Francia el 8 de febrero de 2000, mientras que Parot ya fue condenado por estos mismos hechos en sentencia de 20 de abril de 1991.
Los hechos probados del fallo relatan que Parot y su compañero del ''comando itinerante'', tras recibir la orden de ''Pakito'' de acabar con la vida de ''algún miembro del Ejército español en Madrid'', se trasladaron a la capital de España portando varias armas escondidas en un zulo construido al efecto en el turismo.

El historial sangriento de Pakito

Ya en Madrid, los terroristas cambiaron de coche y el 17 de noviembre de 1989, cuando circulaban por la Plaza de Atocha, fijaron su atención en un vehículo del Ejército de Tierra. Cuando este coche se encontraba parado en un semáforo, Parot y su acompañante se pusieron en su costado izquierdo y comenzaron a disparar por detrás ''de forma súbita e inesperada''.
Los disparos alcanzaron al teniente coronel José Martínez Moreno, quien recibió dos impactos, en la nuca y en el hemitórax izquierdo, que le provocaron la muerte inmediata. Asimismo, el soldado Alfonso de los Reyes Cobertera sufrió heridas en la región cervical que le tuvieron incapacitado durante 30 días.
Después de destruir el coche que utilizaron en el atentado, Parot y Esnal huyeron a Francia. Posteriormente, fueron identificados los autores de la sutracción de los vehículos utilizados en estos hechos, Gonzalo Rodríguez Cordero y José Gabriel Zabala Erasun, que fueron condenados el 26 de marzo de 1996.
La sentencia señalaba que Múgica Garmendia fue el individuo que dio las órdenes desde Francia para perpetrar el atentado y que lo hizo por una doble vía: suministró armas a Parot y sus compañeros del denominado ''comando francés'', de quienes era responsable, y les conminó a que diesen muerte a un militar en Madrid. A su vez, ordenó a Rodríguez y Zabala que entregasen un vehículo a este comando en Madrid.
En este sentido, el fallo considera que ''Múgica no sólo ordenó la perpetración del crimen, sino que además coordinó de forma efectiva su ejecución material'', por lo que su condena es por inducción y cooperación necesaria.
Por su parte, Cordero y Zabala, en sus declaraciones sumariales, mencionaron a Múgica Garmendia ''como el individuo que desde Francia emitía los oportunos mandatos en orden a la consecución de los hechos por los que fueron condenados''. ''Pakito'', además de los 55 años de cárcel a los que fue condenado, fue conminado a indemnizar en 120.000 euros a los herederos de José Martínez Moreno y en 1.800 al soldado que resultó herido en el atentado.



Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario