Pablo Iglesias retoma la vía del insulto: ¡pero a él que no le toquen!

  • Política
  • 18-10-2020 | 06:10
  • Escribe: Blanca Torres

El discurso del insulto, también por las redes sociales, sólo es criticado por los podemitas para defender a su líder.


"El 17 de octubre de 1978, hace casi 42 años, una niña y un niño nacían en Madrid. La niña se llamaba Isabel Natividad: el niño, Pablo Manuel. Ella se apellidaba Ayuso; él, Iglesias".

Con este peculiar texto en Twitter, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, 'felicitaba' por su cumpleaños a la presidenta de la Comunidad de Madrid, con quien comparte fecha de nacimiento.


¡Clásico! Madrid-Barcelona: Dos estilos opuestos de combatir el Covid

Sin embargo, la felicitación iba acompañada de una imagen que dejaba clara la intención del podemita: un fotograma de la película 'El día de la Bestia', lo que convierte a la popular en el "anticristo", si se sigue la referencia cinematográfica de Iglesias.


Así, el líder de Podemos recupera la línea del 'insulto fácil' a los políticos de la oposición, a los que anteriormente ha definido como "cretinos" o "fascistas" en el Congreso de los Diputados.

"Creo que hay que naturalizar que en una democracia avanzada, cualquiera que tenga una presencia pública, y cualquiera que tenga responsabilidades [...] en la política, lógicamente está sometido tanto a la crítica como al insulto" defendía el podemita este verano.



Una defensa que, sin embargo, no repetía el líder podemita cuando él ha sido el objetivo de las palabras malintencionadas o los escraches de la ciudadanía. 

¿Dónde hay que tomar más precauciones para burlar al coronavirus?Fernando Simón lo desvela

A todos... pero a mí no

El pasado mes de marzo, Pablo Iglesias matizaba en el Congreso, a modo de insulto, la condición de marquesa de Cayetana Álvarez de Toledo, en aquel momento portavoz del PP. 

"Usted es hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece, la del crímen político" contestaba la popular en ese momento, haciendo alusión a la vinculación del padre de Iglesias con el FRAP.

Unas palabras que, sin embargo, no gustaron al vicepresidente, ni a su padre, que interpusieron una demanda contra Álvarez de Toledo, a la vez que exigieron a Meritxell Batet, presidenta del Congreso, que retirara el apelativo del diario de sesiones.

La denuncia de Díaz Ayuso: "Nos han cerrado Madrid a punta de pistola"

No ha sido la única vez que Iglesias ha criticado que otros políticos, o ciudadanos, carguen contra él o los suyos.

Este verano, el vicepresidente segundo del Gobierno, que siempre apoyó los escraches al partido popular como "jarabe democrático", sufría ese acoso en sus propias carnes, acudiendo decenas de ciudadanos a manifestarse ante su casa por la gestión del coronavirus.

Unos escraches que el podemita no tardó en criticar, asegurando que "no hay derecho" a que sus hijos "tengan que sufrir las consecuencias del compromiso y tareas políticas de sus padres"; algo que justificó hace años, cuando la que lo sufría era Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario