Pablo Iglesias lo consigue: ¡Autodestrucción en Ferraz!

  • Política
  • 15-11-2020 | 08:11
  • Escribe: Redacción

Sánchez se doblega ante el líder podemita, que demuestra su fuerza como única alternativa de izquierda al PSOE.


El apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado diseñados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez han vuelto a poner de manifiesto la sintonía entre el presidente socialista y los partidos nacionalistas vascos y catalanes.

Una sintonía que no ha gustado dentro de las filas históricas del PSOE, que consideran que Sánchez está dilapidando las creencias y la ideología socialista por mantener La Moncloa.


"Lo de Bildu no tiene un pase" ha asegurado García-Page en una entrevista. Más duro aún ha sido el histórico del PSOE Joaquín Leguina, que ha llegado a asegurar que la llegada de Sánchez a Ferraz supuso la destrucción del PSOE histórico.

Las tres razones por las que el PSOE jamás debería pactar con los proetarras de Bildu


"Después del triunfo de Sánchez en las primarias sobre Susana Díaz [...] se aprobaron unos estatutos, y estos estatutos destruyeron la democracia interna [...] les diré que ahí está la destrucción del PSOE" ha asegurado el ex presidente de la Comunidad de Madrid.

Unas palabras que han molestado profundamente a la línea socialista del Gobierno, que aseguran que estos dirigentes socialistas están haciendo un "flaco favor" al Ejecutivo en estos complicados momentos, en los que la aprobación de los Presupuestos parece clave para la recuperacion económica del país tras la crisis del coronavirus.



"Lo que importa es el para qué y no con quién" remarcan desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Unas palabras que han alegrado al sector podemita del Gobierno, que ve a Sánchez alejarse, cada vez más, del centro izquierda.

Echenique, humillado en las redes tras intentar burlarse de la oposición 

Pablo Iglesias se frota las manos ante la caída de Ferraz

Desde la formación del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, muchos aseguran que el papel del vicepresidente segundo del Gobierno ha tenido como objetivo alejar a Pedro Sánchez de la línea moderada del centro izquierda.

Unos rumores internos dentro del partido socialista que se han visto ahora reforzados, ya que Sánchez confía en aliarse con los partidos nacionalistas vascos y catalanes, con quien Podemos, y en especial Pablo Iglesias, tiene gran sintonía.

Bildu no engaña a nadie:"Vamos a Madrid a tumbar el Régimen"

Las alianzas con estos partidos implican la ruptura de la sección socialista del Gobierno con sus barones y los históricos del PSOE; pero, además, suponen una debilitación de los socialistas frente a los de Unidas Podemos, cuya ideología se mantiene intacta, y cuyas promesas electorales cada vez están más cerca de cumplirse gracias a la 'obediencia' de Sánchez , lo que refuerza a los morados como única alternativa de izquierdas capaz de ganar seguidores de cara a la próxima campaña presidencial.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario