¡¡Pablo Iglesias es el mediador!!

  • Cataluña
  • 11-02-2020 | 23:02
  • Escribe: Pedro Riscal

Iglesias no participará en las reuniones de la mesa con los catalanes en calidad de árbitro, sino de infiltrado en el equipo contrario, que es muchísimo mejor para quienes pretenden adulterar el resultado del partido.


Los socios separatistas de Pedro Sánchez ya tienen su Mesa de Negociación, que empezará a funcionar a final de mes. Y también su mediador. Querían imponer la figura del "relator" y Sánchez les ha dado al mejor que podían imaginar: Pablo Iglesias será el relator.

Imposible encontrar otro mejor para los intereses separatistas de desconexión de Cataluña de España. Excluidos los socios de Unidas Podemos de las grandes decisiones del Gobierno y relegados a iniciativas de carácter social, pero alejadas de la política, Pablo Iglesias aterriza en un jardín de clase A dispuesto a acaparar el protagonismo.


En el PSOE prefieren que Pablo Iglesias participe en las conversaciones para evitarse una previsible traición futura alegando que él no estuvo en las reuniones. (Hostión soberano de Felipe González al ‘soberanista’ Sánchez: “¡¡No necesitamos a ningún relator!!”)

La prueba del algodón para Pablo Iglesias

La negociación con los catalanes supondrá para Iglesias afrontar la prueba del algodón. De hecho, el tema catalán fue una de las causas que impidió el pacto entre PSOE y Unidas Podemos tras las anteriores elecciones. Subyacía la idea de que la asociación de ambas formaciones se traduciría en dos gobiernos en uno, con dos conceptos muy diferentes de hacer política.


Los tiempos han cambiado y de los errores se aprende. Ahora Sánchez pondrá a prueba a Iglesias, que jura que hace suyos los postulados del PSOE y que de acuerdo con ellos discutirá con los catalanes. (El PP estudia una moción de censura por el relator: "No se puede vender a España por un plato de lentejas")

Y Pedro Sánchez, que ha jurado que estará en todas las reuniones de la Mesa, ha contentado a los separatistas colocándoles como mediador a un tipo que no está a favor de la independencia, pero sí de que los catalanes vayan a las urnas a votar su destino, que considera presos políticos a los tipos que están encerrados, que está a favor del movimiento lazi y que mataría por evitar una nueva aplicación del 155 otra vez en Cataluña.



Iglesias no es independentista, pero como si lo fuera

Iglesias no es independentista, pero como si lo fuera. Ideal, de acuerdo con los planteamientos de Sánchez, para garantizar la neutralidad del árbitro del partido que disputarán España y Cataluña. (¡¡Qué peligro!! Pablo Iglesias se cuela en la Mesa de Negociación con Cataluña)

«No tiene que haber ningún tema excluido a priori». Así respira el mediador. Por supuesto, se hablará de referéndum, de derecho a la autodeterminación y de la independencia de Cataluña. Y también de la amnistía para los presos condenados por sus irresponsables fechorías en contra de la Constitución.

Pablo Iglesias ya se presentó a las elecciones defendiendo un referéndum pactado para Cataluña. Ahora estará en el supuesto bando contrario al separatismo, del otro lado de la mesa, pero es uno de ellos. Así que no es difícil avanzar que habrá referéndum y alguna solución para que los condenados presos salgan de la cárcel como si nada, algo que se aleja de la propuesta de Sánchez a ERC de reforma constitucional y del Estatut de Autonomía.

Se desconoce todavía la identidad de los protagonistas de esta película de terror en la que se va a convertir la mesa de negociación para tratar las exigencias catalanas a cambio de su ayuda en la investidura de Pedro Sánchez. (Ciudadanos prepara una querella: La mesa de Negociación de Cataluña no es legal)

No es el árbitro, es...¡un infiltrado en el bando rival!

Lo que cae por su propio peso es que la viceprisedenta Carmen Calvo no puede faltar. Ella, con rango superior a Iglesias en la jerarquía del gobierno, es quien deberá parar los pies a su socio cuando caiga en la tentación de ponerse a defender las tesis del bando contrario. También está llamada a ser la encargada de sustituir a Sánchez cuando éste no esté, dado que dejar el liderazgo del equipo constitucionalista en manos de Iglesias sería tanto como rendirse ante la otra opción.

«Los dos Gobiernos podemos entendernos perfectamente, no está encima de la mesa la figura del mediador», ha dicho Iglesias. ¿Para qué querrán a un mediador teniéndole a él? Nadie como Iglesias puede afrontar el partido con más simpatías hacia el teórico rival. Y es que el mediador Iglesias no hará de árbitro en este partido. Simplemente es un infiltrado por el equipo separatista en el bando rival. ¡Mucho mejor para quienes quieren adulterar el resultado! (Carmen Calvo desvela las supuestas claves de la mesa de negociación del Gobierno con los golpistas catalanes)

Facebook Twitter
Deja tu Comentario