Òmnium lanza una sucia y despiadada campaña contra la Monarquía

  • Cataluña
  • 09-07-2020 | 06:07
  • Escribe: Pedro Riscal

El organismo supuestamente cultural pone en marcha una ofensiva para implantar la república catalana




Òmnium Cultural es una asociación cuyo objetivo es promocionar la lengua y la cultura catalana, aunque en los últimos años se ha volcado prioritariamente en la defensa del independentismo como solución a los problemas de Cataluña.

Entre sus fundadores, en 1961, se encuentra Félix Millet, uno de los mayores chorizos de la historia contemporánea catalana por su vinculación al escándalo del Palau de la Música que le ha llevado directamente a la cárcel. (Denuncian el origen nazi de Òmnium: “Yo soy un nazi catalán y todo lo que se haga por matar castellanos es bueno”)



Campaña contra la Monarquía

Su presidente, Jordi Cuixart, se encuentra en la cárcel desde que el 16 de octubre de 2017, la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ordenó su ingreso en prisión preventiva sin fianza. Juzgado por el Tribunal Supremo, está acusado de un delito de sedición por haber organizado concentraciones el 20 y 21 de septiembre para impedir que la Guardia Civil realizase una serie de registros y detenciones.

Esta organización cien por cien política, que se esconde tras postulados culturales, se ha puesto en marcha para generar entre la población catalana un estado de opinión contrario a la Monarquía española que favorezca sus aspiraciones secesionistas. 



Nada mejor para justificar su matraca independentista que erosionar la imagen de las instituciones españolas. Y la Corona es el objetivo número. Por eso en los últimos días se ha puesto en marcha una ambiciosa campaña contra la Corona española al tiempo que se aprovecha para reclamar donativos al sufrido ciudadano catalán, una constante que se ha repetido durante todo el Procés. (Ómnium intenta desacreditar el trabajo del Ejército mientras seis municipios catalanes le piden ayuda... ¡Qué ironía!)

#CiaoCorona es el hashtag de la campaña, que pide el apoyo del pueblo: "La fuerza de un país es su gente". Y denuncia a la Monarquía como un mal a extinguir: "Hagámosla caer por corrupta. Por antidemocrática. Porque queremos una república catalana. Hagámosla caer. Denuncia contra la Monarquía española". Y lo firma Òmnium, coronaciao.cat y el correspondiente donativo solicitado. El Procés va de eso, de donativos de incautos que se dejan arrastrar por las quimeras que cuatro lunáticos les prometen.



Hagámosla caer

Hay que hacer caer la Corona por corrupta -dicen en su manifiesto- porque "la prensa internacional destapa que el rey emérito tiene cuentas en Suiza con dinero procedente de negocios irregulares. Juan Carlos I, con la ayuda de testaferros, blanquea dinero en Suiza procedente de negocios no declarados de países que, en muchos casos, también vulneran los derechos humanos. Al Monarca actual, Felipe VI, empresarios amigos de su padre le pagan una luna de miel millonaria. Y una infanta involucrada en un caso de corrupción, del que sale personalmente indemne". 

Y por antidemocrática: "El 3 de octubre de 2017, los Borbones, en un gesto inédito, legitiman la violencia policial contra 2,2 millones de catalanes que pacíficamente fueron a votar el referéndum del 1-O. La monarquía de los Borbones se ha convertido en una pieza más de la fábula de la modélica transición. Coexistió y se benefició de la dictadura franquista y nunca ha estado refrendada por los ciudadanos, que les mantienen con el pago de impuestos". (La Generalitat no escatima en dinero público para sus fieles: ¡¡Más de medio millón de euros a Òmnium!!)



Por qué queremos la república: "Porque queremos construir una República Catalana donde los derechos cívicos, políticos y sociales de todos los ciudadanos estén en el centro, y donde defenderlos no sea motivo de encarcelamiento, represión o exilio. Porque queremos ser una República Catalana donde los propios ciudadanos sean la fuerza transformadora para conseguir una sociedad más justa y cohesionada".

Y en el vídeo se ve una corona apoyada en un globo que se pincha con una aguja y salta todo por los aires.

Querella en el Tribunal Supremo contra Juan Carlos I

La campaña de Òmnium Cultural es ambiciosa y  se ha iniciado con la presentación de una querella criminal ante el Tribunal Supremo contra el Rey emérito Juan Carlos I por presuntos delitos de corrupción, de blanqueo de capitales y de fraude fiscal para que se investigue la procedencia de su "fortuna" en cuentas en el extranjero.

El vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, ha considerado que en España se intenta hacer "un blindaje de la corona por parte de los poderes del estado", y pide que, como pasa con cualquier otro ciudadano, se admita la querella y se investigue, pese a que ha reiterado que no confían en la justicia española.

Mauri ha explicado que lanzan "una ofensiva política y jurídica contra los poderes del Estado para acabar con una monarquía corrupta, que ha jugado un papel clave legitimando la violencia del 1-O contra la ciudadanía".

Mediante una nueva campaña titulada '¡Hagámosla caer! Denuncia contra la monarquía española', Òmnium asegura que el exjefe de Estado supuestamente utilizó su rol institucional con la voluntad de ganar dinero de manera privada y critican el "silencio" de los poderes del Estado ante ello. (

El vicepresidente de la entidad ha indicado que presentan esta querella para "fiscalizar a la Fiscalía española y, cuando se demuestre que los fiscales hacen una simple operación de maquillaje, Òmnium estará allí para denunciarlo".

Piden el bloqueo de cuentas en Suiza

En una acción jurídica paralela, Òmnium ha pedido al Estado de Suiza que bloquee las cuentas del Rey emérito porque hay "indicios suficientes para iniciar una investigación por corrupción" y porque la fiscalía helvética también lo está investigando.

La entidad ha enviado un informe político-jurídico al Consejo Federal Suizo y a su presidenta, Simonetta Sommaruga, y ha solicitado congelar las cuentas, en base al mecanismo legal previsto en la ley federal de congelación y restitución de valores patrimoniales de origen ilícito de 2016. (¡¡Qué miserables!! Òmnium pide que el Rey no tenga dónde alojarse en Barcelona)

El informe se ha presentado a la Dirección de derecho internacional público del Departamento federal de asuntos extranjeros. La experta en Derechos Humanos Neus Torbisco ha explicado en la rueda que esta acción internacional es importante, que se hace de forma preventiva y también ha lamentado que los poderes públicos utilicen "mecanismos corruptos para amasar grandes fortunas".

La campaña tendrá más acciones que se anunciarán durante las próximas semanas y serán de ámbito estatal e internacional. Y, eso sí, siempre sufragada con donativos de inacautos o con dinero público del que Torra reclama con tanta afición al Estado. Eso nunca se sabrá. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario