¡Ojo! El Covid-19 dispara el número de tiburones avistados en el Mediterráneo

  • Sucesos
  • 29-05-2020 | 19:05
  • Escribe: Pablo Ruiz

Las tres principales causas que han provocado el incremento del número de tiburones en el Mediterráneo




En lo que va de primavera, se han avistado 15 tiburones peregrinos (el segundo pez más grande del mundo) en la costa oeste del Mediterráneo.

La cifra, lógicamente, es muy superior a la registrada en años anteriores, como también lo es la de tiburones de otras especies avistados en nuestras costas, y los expertos explican las posibles causas de este aumento.



Las 40 especies de tiburones que hay en el Mediterráneo “están muy poco estudiadas y sólo en las dos últimas décadas se ha empezado a cubrir este vacío, en parte porque sabemos que muchas de ellas están en peligro de extinción, en buena parte a causa de actividades humanas como la pesca y la degradación de hábitats marinos”, explica Claudio Barría, investigador del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona y especialista en tiburones y rayas de la Unión Internacional de la Conservación por la Naturaleza (UICN), en declaraciones a ‘La Vanguardia’.

Las causas

Una de las causas de este considerable aumento de tiburones peregrinos en nuestras costas, según los expertos, es el aumento de la producción de plancton (alimento de estos escuálidos) provocado por la borrasca ‘Gloria’.



También el confinamiento humano es una causa importante del aumento de tiburones en el Mediterráneo.

“La reducción del tráfico marítimo y de las actividades pesqueras, fruto del confinamiento por la pandemia, pueden tener bastante que ver con el aumento de las observaciones de tiburones”, apunta Barría



Y añade: “De hecho, al reducirse el esfuerzo pesquero, tiburones como los peregrinos pueden permanecer más tiempo comiendo tranquilamente en superficie y facilitar más observaciones”.

Llamamiento a la tranquilidad

El experto llama a la tranquilidad: “Los tiburones peregrinos comen plancton, en el Mediterráneo. Principalmente copépodos y eufásidos”.



Además, las tasas de avistamiento de estos cetáceos en nuestras costas presentan una variación estacional dándose los máximos en primavera.

“El aumento de producción primaria de la primavera sumado a la aportación de nutrientes que el temporal Gloria vertió al mar, también puede ser un motivo relevante a la hora de hablar de presencia o ausencia de animales”, apuntan los expertos.

La tercera 'causa'

Por último, el aparente boom de los tiburones mediterráneos podría responder a que “estos días hemos estado todos más pendientes de las redes sociales, donde se difunden muy fácilmente cualquier tipo de observación de este tipo de animales”.

“Hemos recibido muchas fotografías y vídeos alertando de la presencia de cetáceos y tiburones en nuestras costas, refiriendose en muchos casos a que estos animales están recuperando su espacio. Mostramos un cierto escepticismo, porque en las redes sociales las noticias se extienden muy rápidamente y hemos de evitar caer en la desinformación”, sentencian desde la Asociación Cetácea.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario