¡Oficial! El Congreso tumba los presupuestos de Sánchez y habrá elecciones el 28 de abril

  • Política
  • 13-02-2019 | 13:02
  • Escribe: Guillermo Vives

La traición de los separatistas catalanes ha dejado la votación en 191 votos en contra de los presupuestos por sólo 159 favorables.


El Pleno del Congreso ha devuelto al Gobierno el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 al prosperar este miércoles las enmiendas de totalidad presentadas por el PP, Ciudadanos, Coalición Canaria (CC), Foro Asturias y los independentistas catalanes de Esquerra (ERC) y el PDeCAT.

Es la segunda vez desde la Constitución de 1978 que un proyecto de Presupuestos Generales es rechazado por el Congreso. En la anterior ocasión, en octubre de 1995, el Gobierno que entonces presidía el socialista Felipe González anunció el fin de la legislatura y convocó elecciones generales seis meses después. Aquella derrota a unas elecciones generales del 3 de marzo de 1996, que ganó José María Aznar.


En la votación, la devolución de los Presupuestos al Gobierno ha sido apoyada por PP, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, CC, UPN, Bildu, Foro y una diputada de En Comú adscrita a Unidos Podemos, Marta Sibina, que protesta por el bloqueo de los barcos de ayuda humanitaria en el Mediterráneo. Juntos han sumado 191 votos, mientras que el PSOE, Unidos Podemos, PNV y Compromís han reunido 159 diputados en contra de derribar los Presupuestos. El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, se ha abstenido.

La intransigencia de los partidos separatistas catalanes han cavado la fosa a Sánchez, que se verá obligado a disolver el gobierno para convocar elecciones, presumiblemente el 28 de abril. 


El enemigo del PSOE es Ciudadanos

El objetivo ahora del PSOE es tratar de sacarle rendimiento a sus últimos meses al frente del Gobierno para mejorar los resultados electorales de la última convocatoria.

Para ello la estrategia pasará por renunciar a los votos imposibles de la extrema derecha e intentar quitarle adeptos a Ciudadanos, con quien competiría por el centro. En ese sentido intentarán ofrecer una imagen de Ciudadanos más próximo a la extrema derecha que al centro.



Se trata sacarle el máximo rendimiento a la foto de Albert Rivera unido a al PP de Casado y a VOX de Abascal en la concentración del pasado domingo que sirvió para unir al tripartido de derechas en contra de Sánchez. 

El objetivo de Sánchez es impedir que Ciudadanos gire hacia el centro para quedarse él ese espacio de "moderación y sentido común".

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario