Nuevas pruebas genéticas pueden arrojar luz sobre el caso de las niñas de Alcásser

  • Sucesos
  • 19-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Los nuevos avances científico-forenses podrían demostrar la culpabilidad de Anglés en el asesinato de las tres niñas.




Casi 30 años después, el secuestro, violación, tortura y asesinato, en noviembre de 1992, de Miriam, Toñi y Desirée en Alcásser está aún sin resolver, siendo el prófufo Antonio Anglés y su compinche, Miguel Ricart, los responsables, no sólo de haber llevado este terrible acto a cabo contra las niñas, sino también de mantener a España en vilo durante más de dos meses, tiempo en el que los cuerpos de las niñas estuvieron desaparecidos.

Un caso, con casi 30 años de antigüedad, que todavía no se ha cerrado, debido a la aparición de nuevos testimonios y pruebas que siguen apuntando a Anglés y Ricart como los responsables del terrible crimen de Alcásser.



Un joven se inyecta mercurio para convertirse en un superhéroe

Pruebas como el testimonio, este pasado febrero, de un marino del barco 'City of Plymouth', nave en la que Avilés podría haber viajado como polizón con rumbo a Irlanda; también las palabras de un empleado de una agencia de transportes, que ha asegurado haber hablado con el asesino en marzo de 1993, cuando Anglés huía a bordo del barco. 



Sin embargo, la investigación podría dar ahora un giro de 180º con la petición de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, que ha solicitado a la jueza instructora del caso que vuelva a analizar los once pelos encontrados en los cuerpos de las chicas en 1993.

Pruebas que podrían ser definitivas

Así pues, la asociación, actuando como una de las acusaciones populares, ha pedido que se realicen nuevas pruebas genéticas a esos cabellos encontrados, confiando en que los nuevos sistemas científico-forenses puedan determinar que pertenecen al fugado Antonio Anglés, demostrando así su culpabilidad.



Un streamer intenta un directo de 24 horas y acaba en urgencias 

De ser así, estas pruebas serían definitivas, y el principal apoyo de acusación en caso de que el asesino sea por fin localizado y detenido para ser llevado ante la Justicia por tan terribles crímenes, al igual que ya lo fue su cómplice, ahora en libertad.



SIn embargo, esta petición aún se encuentra en fase de análisis, ya que deberá ser la magistrada la que sopese esta petición de la acusación popular, así como si admitir estas nuevas pruebas, de ser concluyentes, dentro del caso de las niñas que, casi 30 años después, siguen esperando justicia. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario