No tienen vergüenza: el Govern culpa ahora de la Meridiana a los vecinos, y defiende a los radicales indepes

No tienen vergüenza: el Govern culpa ahora de la Meridiana a los vecinos, y defiende a los radicales indepes

14/02/2022

| Mercedes Zamora

Facebook
Twitter

Joan Ignasi Elena, en el ojo del huracán por sus declaraciones

Violentos, radicales, descontrolados, anárquicos y peligrosos. Así fueron los independentistas que durante el último fin de semana cortaron la Meridana ante la atenta mirada de una comunidad que solo buscaba un poco de orden. Horas después de la tensión que se vivió en las calles, desde el Govern acusan a los vecinos para proteger a los amigos del ‘proces’. 

Todos sabemos que Cataluña va a seguir tensionándose. Los independistas más radicales están decididos a volver a ser tema de conversación a lo largo y ancho de nuestro país, por lo que harán lo que sea por volver a levantar la llama de un proyecto que lejos está de tener la fuerza de otros tiempos. 

Ada Colau lanza una nueva 'puñalada' a la economía barcelonesa: adiós al 'World Race'

Tras un sábado y domingo de locos donde se cortó la Meridiana sin ningún tipo de permiso ante la atenta mirada de las autoridades, los vecinos de la comunidad buscaron respuesta en sus líderes, quienes ahora les echan la culpa para proteger a quienes por medio de la violencia, la anarquía y el deseo de iniciar una lucha buscan desequilibrar a España.   

Joan Ignasi Elena, conseller de Interior, se pronunció sobre lo ocurrido en una entrevista en El matí de Catalunya Ràdio donde lejos de calmar las tensiones o apuntar hacía los verdaderos culpables del bloqueo, se encargó de definir a los vecinos como un brazo de la “extrema derecha”. 

Premiar y mimar a los violentos

“Hay una cuestión jurídica y una cuestión más política, últimamente se han empezado a producir conflictos y enfrentamientos entre partes contrarias, particularmente con la llegada provocativa de la extrema derecha en estas movilizaciones", empezaba en una charla donde el cinismo y la falta de honestidad estuvo presente en todo momento. 

Lejos de responsabilidad a quienes causaron las tensiones del último fin de semana, Elena aseguró que la ‘minoría’ le ha obligado a modificar el lugar de reunión de los radicales: “La presencia de los vecinos contrarios ha generado afectaciones de orden público. Por eso se ha pedido este traslado a una plaza de al lado". 

Abascal, exhultante tras las elecciones en Castilla y León: "Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno"

"¿En qué contribuye a ninguna causa que un grupo reducido de personas impida durante dos años el paso a decenas de miles de personas. A mí me parece que muy poco y, por tanto, invito a que se haga esta reflexión porque hay un malestar profundo de los comerciantes y vecinos del barrio que han luchado contra la represión tanto o más que los que estaban haciendo el corte", finalizaba en su entrevista. 

Provocaciones, insultos, cortes de vías públicas o afectar la vida sus ciudadanos. Todo eso se vivió durante el último fin de semana con el corte de la Meridana, que ha vuelto a ejemplificar lo que los radicales quieren propagar en Cataluña. Defender a sus pupilos más extremos, la nueva táctica para buscar enfrentamientos en una comunidad autónoma que tendrá que volver a hacerse fuerte ante quienes solo quieren buscar la ruptura de su pueblo.  

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario