No son el 52%: el independentismo manipula los datos a su antojo

  • Cataluña
  • 29-06-2021 | 21:06
  • Escribe: Daniel Guerra

Los independentistas afirman que son mayoría en Cataluña, pero la realidad es otra: sus datos están sesgados




La manipulación es la forma de actuación del independentismo para intentar hacer ver que son mayoría los catalanes que quieren la secesión de España. La realidad es otra: los números que aporta el independentismo están sesgados.

Desde hace un tiempo, se han empeñado en repetir una y otra vez que el 52% de los catalanes quiere separarse de España, una mentira flagrante a pesar de que en las últimas elecciones los partidos separatistas alcanzaran ese porcentaje de voto.



Indultados, pero arruinados: el Tribunal de Cuentas pasa la factura del procés

Los números son claros, empezando por el hecho de que en Cataluña el censo electoral es de 5,6 millones de personas, pero en realidad tiene más de 7,5 millones de habitantes. Probablemente dan por hecho que su trabajo de adoctrinamiento en colegios e institutos está funcionando a la perfección y que todos los nuevos votantes estarán comiendo de su mano.



Por otro lado, de los 5,6 millones de personas que figuran en el censo electoral, además, el pasado 14 de febrero solo acudieron a las urnas el 53% de los votantes potenciales. De éstos, solo 1,4 millones de personas votaron a partidos independentistas. Esto supone un porcentaje de 51,3% de votantes en las últimas elecciones, pero no un 52% (además, redondean a su favor) de catalanes.

Referéndum de autodeterminación

Los independentistas hacen mucho ruido en Cataluña, pero si finalmente se produjera un referéndum de autodeterminación el 47% de votantes que no acudieron a las urnas el 14-F posiblemente querrían dar su opinión sobre seguir o no seguir en España.



¿De verdad piensan todos los golpistas y pro independencia que si los constitucionalistas acudieran a votar en masa seguirían siendo el 52% que ellos pregonan?

Sea como sea, no deberíamos siquiera comprobarlo. Cabe recordar que el derecho de autodeterminación de las nacionalidades que figuran en la Constitución Española no existe, y que la Carta Magna establece que España es una, única e indivisible. Por lo tanto, un referéndum de autodeterminación sería anticonstitucional, como ilegal fue el esperpento del 1-O.



Torra pide un homenaje al ex etarra Boyé, procesado por blanqueo

Pedro Sánchez seguramente hará lo posible por satisfacer a los independentistas para asegurarse el mayor tiempo posible en la Moncloa, pero hay ciertas cosas que no las sostiene ni un presidente sin escrúpulos...

Facebook Twitter

Deja tu Comentario