No se puede caer más bajo: Sánchez llama 'progresistas' a asesinos, terroristas, chorizos y maleantes

  • Política
  • 07-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
Los "progresistas" aliados de Sánchez se unen para homenajear al terrorismo de ETA y pedir la libertad de los presos etarras.


No "podría dormir tranquilo" con Pablo Iglesias como socio de Gobierno. Endurecería las penas contra los terroristas de la banda terrorista ETA, defendería su estancia en prisión, defendiendo a las víctimas del terrorismo; no permitiría más desafíos de los nacionalistas catalanes.

Estas son algunas de las muchas promesas que Pedro Sánchez hacía al conjunto de la sociedad española durante su campaña por las elecciones estatales en 2019, convenciendo al suficiente porcentaje de ciudadanos para resultar el ganador de los comicios.



A Juan Carlos Monedero le importa un carajo la violación de menores tuteladas

Sin embargo, muy pronto esas promesas dejaban de tener efecto, ya que el presidente socialista no sólo decidía pactar su Ejecutivo con los podemitas, sino que aceptaba de buen grado a los nacionalistas vascos y catalanes como 'aliados' necesarios del Ejecutivo en las Cortes Generales.



Aliados a los que el socialista, en un claro intento de explicar su cambio de 'opinión' ante la opinión pública, ha intentado blanquear, llegando a llamar a los herederos de ETA, así como a los nacionalistas, "fuerzas progresistas" aliadas del Gobierno.

A favor de la libertad de los presos de ETA

Sin embargo, los esfuerzos de Pedro Sánchez de desvincular a sus socios de Gobierno con las acciones de ETA y con el procés independentista de 2017, han resultado completamente vanos.



Así pues, mientras el presidente socialista les considera "progresistas", y busca vías de negociación con EH Bildu o ERC, los radicales vascos y catalanes se unen, demostrando un fuerte desdén hacia el presidente socialista, en apoyo de los presos etarras.

En concreto, será este próximo 8 de enero cuando Podemos, ERC, PNV, Bildu y Junts se unan en una marcha en Bilbao para pedir, entre otras cosas, la concesión del tercer grado penitenciario a los presos de ETA, responsables del asesinado de centenares de personas, incluyendo políticos del PSOE, a los que ahora Sánchez parece haber olvidado.



Iglesias no merece ninguna condecoración: insultos, menosprecios y humillaciones no son "servicios a la Corona"

"El acercamiento de todos y todas las presas vascas, sin excepción y demora, el desploqueo de la progresión de segundo a tercer grado con el disfrute de permisos penitenciarios y de la libertad condicional, y la reivindicación de continuar avanzando en pro de la convivencia y la paz, con responsabilidad, respeto y empatía" señalan los congregados a esta manifestación.

Una manifestación que demuestra que, lejos del discurso de su programa electoral, y aún más lejos de la línea ideológica histórica del PSOE, Pedro Sánchez está dispuesto a blanquear a todos los asistentes a esta manifestación proetarra, a los que necesita para continuar en la Moncloa, intentando señalar a otros partidos como el PP o Vox como 'antidemocráticos' como cortina de humo hacia las acciones de sus propios aliados.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario