No quería vivir, se había rendido. Solo el amor y los cuidados de los que le rescataron lo consiguieron

  • Mascotas
  • 14-04-2022 | 05:04
  • Escribe: Laura Abad
Al que lo abandonó a su suerte, tendría que recibir el mismo castigo. Dejarlo atado a un árbol hasta que llegara su final


Les avisaron de que había un perro abandonado. Los dueños de la casa donde lo dejaron, vieron como se desmayaba. Los rescatistas intentaban que levantara la cabeza y no podía, se habia rendido, no quería vivir.

Estaba hambriento y tardó una semana en abrir los ojos, eran azules. Casi no tenia carne en los huesos, le controlaban la comida para que su estómago la aceptara.



Poco a poco fue animándose e incluso jugaba con los juguetes que le daba el veterinario. Un mes después corría por el jardín. Llegó la hora de su adopción, sus nuevos dueños le llamaron Jack y se convirtió en un husky precioso y con los ojos azules.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario