No es defensa de la lengua, es apología del terrorismo: las imágenes de la vergüenza en Canet de Mar

  • Cataluña
  • 12-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Celeste De Sebastián
Los manifestantes independentistas marcharon por las calles de Canet vitoreando las acciones de la banda terrorista 'Terra Lliure'.


El fascismo de las fuerzas y los seguidores del nacionalismo catalán se ha intensificado esta semana en Canet de Mar, donde una familia sufre las consecuencias de querer que su hijo, de apenas cinco años de edad, estudie en las dos lenguas cooficiales de la autonomía.

Un 'deseo' de la familia constitucionalista que ha sido amparado por la Justicia, que ha ordenado que un 25% de las clases que se imparten en el grupo de preescolar de la escuela Turó del Drac se hicieran en castellano.



Orden judicial que ha desencadenado una oleada de furia incontenida del independentismo, que no ha dudado, no sólo en señalar a la familia en cuestión dentro de la localidad, sino también realizar proposiciones contra la familia, como son apedrear su casa familiar, o hacer bullying al menor dentro del centro educativo.

El 'cansino' Puigdemont ha acabado con la paciencia de la UE: Von der Leyen se cansa del victimismo de los indepes



Amenazas que han ido aún más lejos este sábado, cuando cerca de 300 independentistas se concentraban por las calles de la localidad del Maresme en una manifestación organizada por el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) y la Intersindical secesionista, para cargar, no sólo contra la familia del Canet, sino contra la sentencia que obligará a los centros educativos catalanes a dar clases en castellano.

Manifestación a la que se han sumado entidades nacionalistas como Arran o La Forja, así como la propia alcaldesa del municipio, de ERC, Blanca Arbell, demostrando así que las fuerzas políticas independentistas, incluso desde el Govern, apoyan el rechazo y las propuestas de desobediencia que ya se escuchan en Cataluña en contra de la sentencia del TSJC.



Vítores a Terra Lliure

Sin embargo, el momento álgido del fascismo catalán ha tenido lugar cuando los manifestantes, en un claro propósito de atemorizar a todos los constitucionalistas que pudieran verles, han decidido mostrar su apoyo a la banda terrorista Terra Lliure, activa en Cataluña de 1978 a 1991.

"Visca Terra Lliure" se ha escuchado, en varias ocasiones, durante la manifestación independentista, con cánticos y vítores a la banda terrorista nacionalista. Gritos y aplausos que han demostrado que el secesionismo catalán, pese a sufrir una de sus mayores crisis de apoyo social, se encuentra enfurecido y con ganas de volver a emplear la violencia para conseguir sus fines.



Joan López Alegre habla alto y claro sobre el procés: "Es un cáncer que se ha hecho metástasis en toda España"

Una intención que no ha pasado desapercibida en las redes sociales, donde muchos han lamentado que, nuevamente, España se vea amenazada por unos cuantos intolerantes fascistas: "Si los separatistas dicen no estar contra el castellano, no amenazar a un niño de 5 años... ¿por qué vitoreaban a una banda terrorista en Canet? ¿Poner bombas y pegar tiros para defender la inmersión lingüística, esa es la "concordia" para la "gente de paz" lamentaba un usuario.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario