Ni siquiera saben por qué se manifiestan: "He quemado contenedores porque me hacía gracia"

  • Cataluña
  • 21-02-2021 | 07:02
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Manifestantes de Barcelona no son capaces de recordar siquiera el nombre del rapero por el que se manifiestan, Pablo Hasél.




Cuarta noche de protestas en Barcelona. Como comienza a ser costumbre en Cataluña, centenares de jóvenes radicales salían este viernes por la noche a las calles de diversas ciudades catalanas, incluida la Ciudad Condal, para quemar contenedores y destrozar mobiliario urbano y propiedades privadas.

Todo ello, con el supuesto objetivo de protestar contra la condena y encarcelamiento del rapero Pablo Hásel, acusado, entre otros delitos, de enaltecimiento del terrorismo.



Sin embargo, parece que la violencia callejera se ha convertido ya en un plan más de viernes noche en Barcelona; y es que muchos de los jóvenes que acudían estos días a la quema de contenedores, y participaban de estos actos violentos, lo hacían por diversión, y no por motivaciones políticas o ideológicas.

El brazo armado de Puigdemont reclama una "venganza popular"



"Yo he venido aquí por la diversión" aseguraba un manifestante al periodista Xavier Rius. Sin embargo, no era el único: "He participado en la quema de contenedores, no sé, porque me hacía gracia" reconoce otro en el vídeo publicado por e-noticies.

No saben quién es Pablo Hasél, ni por qué protestan

Ante estas afirmaciones, el periodista no duda en preguntar a estos jóvenes la razón de sus violentas manifestaciones, que causarán pérdidas de miles de euros en la Ciudad Condal.



La respuesta es, al menos, decepcionante: "La manifestación es porque han metido a uno preso por una canción, o algo así" explicaba uno de los manifestantes, justificando sus actuaciones callejeras: "Encima que meten a uno preso por una canción...".

Pablo Hasél convierte Cataluña en un infierno: 14 detenidos y 33 heridos



Eso sí, tal y como señala Rius, el violento manifestante no fue capaz de recordar el nombre del 'protagonista' de esta protesta, Pablo Hasél, demostrando así que la violencia y la destrucción se han convertido en Cataluña en una nueva forma de diversión para los jóvenes, que aseguran ser radicales independentistas para poder vagar a sus anchas, sin toque de queda ni límite alguno, por las calles catalanas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario