Ni País Vasco ni Cataluña tiene víctimas de Covid-19 a las que homenajear en Madrid

  • Política
  • 15-07-2021 | 15:07
  • Escribe: Blanca Torres

El Rey ha recordado a las víctimas de la pandemia, y ha pedido afrontar los desafíos con "unidad".




Este 15 de julio, el Palacio Real ha acogido el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus, en un evento multitudinario que ha reunido a más de 700 personas en en centro de la plaza de la armería quienes, en círculos concéntricos, se han reunido alrededor de una llama votiva a los más de 81.000 fallecidos por la pandemia. 

Entre los asistentes, se encontraban 102 familiares de trabajadores del sector sanitario fallecidos en la lucha por la pandemia, a los que se les ha entregado, a título póstumo, la Gran Cruz del Mérito Civil.



No han faltado las lágrimas y las grandes palabras en memoria de los fallecidos, a los que el monarca, acompañado de gran parte del Ejecutivo nacional, ha tildado de "héroes".

El nuevo ministro de Exteriores ya trabaja en solventar la crisis con Marruecos 



Sin embargo, sí han faltado asistentes de renombre a la ceremonia, quienes se han convertido en los protagonistas involuntarios de la velada: en concreto, los presidentes autonómicos de País Vasco y Cataluña, Íñigo Urkullu y Pere Aragonès. Un gesto de desprecio, no solo a la Corona de españa y hacia el acto organizado desde el Ejecutivo, sino también a las miles de victimas de la pandemia.

En concreto, Aragonès ha decidido 'olvidar' a los 14.758 fallecidos en su comunidad hasta la fecha por la pandemia; el presidente vasco, por su parte, a 4.547 de sus conciudadanos. 



El Rey pide "unidad" ante los desafíos de España

Tampoco han acudido al acto conmemorativo los líderes de Vox, cuyo portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, criticaba que este acto era un "falso homenaje" a las víctimas, siendo una "ceremonia exculpatoria" organizada por el Gobierno para "blanquear" su gestión. 

Una politización del acto que ha intentado mitigar el Rey Felipe VI con sus palabras, pidiendo "unidad" a todos los ciudadanos y representantes políticos, ante este desafío, y los futuros, que tendrá que enfrentarse el país.



"Es responsabilidad de todos, autoridades e instituciones, mantener viva la memoria de lo sucedido [...]  es tarea de todos seguir cuidándonos y protegiéndonos para poder dejar atrás estos tiempos tan difíciles".

No es suficiente: los paartidos de la oposición piden elecciones generales 

Del mismo modo, Don Felipe no ha querido olvidar a las víctimas y sus familares, asegurando que "no existen palabras que de verdad consuelen la ausencia de un ser querido": "Quiero decirles que cuentan con todo nuestro sentimiento, con nuestro mayor respeto y con nuestro mayor abrazo emocionado. España jamás olvidará a los ciudadanos que se enfrentaron a esta dura enfermedad".

Un recuerdo a esos héroes con capa, a las víctimas del coronavirus, que se mantendrá desde el Gobierno y desde la Casa Real, a pesar de la indiferencia de los líderes nacionalistas ausentes en la ceremonia.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario