Ni matrimonio ni negocio: Iker Casillas deja a Sara Carbonero con una mano delante y otra detrás

  • Famosos
  • 25-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La periodista vende su marca de ropa sostenible, 'Slow Love' a Tendam.




La ruptura de una de las parejas más famosas y más queridas del deporte español ha dejado rotos muchos corazones: y es que Sara Carbonero e Iker Casillas, después de los rumores, han decidido oficializar su separación definitiva.

Una separación que no sólo ha roto los corazones de los fans de la pareja... sino también el bolsillo de la periodista. Y es que el matrimonio decidía casarse en 2016 bajo régimen de separación de bienes.



Así pues, a pesar de haberse mudado allá donde los compromisos deportivos del portero lo exigiesen, y abandonar su carrera de periodismo durante estos años, tras el divorcio, Sara Carbonero se ha encontrado con sus ahorros casi en mínimos, dependiendo exclusivamente de su sueldo al frente de su nuevo programa en Radio Marca.

Noche loca en un hotel: Mbappé se desfoga con una soltera de La isla de las Tentaciones



Tan mala podria ser la situación económica de la periodista, que tanto ella como su socia, Isabel Jiménez, se habrían puesto de acuerdo para vender su marca de ropa sostenible, 'Slow Love' a la gigante Tendam.

'Slow Love', vendida al mejor postor

"El año pasado iniciamos una colaboración entre SlowLove y Cortefiel de gran éxito, y hoy damos un paso más y anunciamos este acuerdo con el que estamos encantados. En esta nueva etapa el objetivo principal es acompañar a SlowLove en su evolución y crecimiento futuros y que la marca se pueda ver impulsada y beneficiada por los recursos y la estructura corporativa y operativa de Tendam" asegura Marie Castellvi-Dépéé, directora general de varias de las marcas que gestiona Tendam, en un comunicado.



Selfie brutal: Jennifer López revienta las redes enseñando el culo y media teta

A pesar de que no ha trascendido la cifra de la venta, ésta podría ser suficiente para resolver los problemas económicos de Carbonero en un plazo corto-medio de tiempo, aunque a un gran coste: abandonar, al menos en parte, el espíritu con el que nació SlowLove allá por 2015; el de "vivir" una "moda sostenible muy relacionada con la naturaleza [...] con prendas 100% sostenibles".



Eso sí, tanto Carbonero como Jiménez mantendrán un pequeño porcentaje de la empresa, manteniéndose, al menos de momento, como las directoras creativas de la marca.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario